julio-erazoPor: Julio Erazo Macías Rodríguez

En el artículo anterior les platicaba acerca del BIG DATA que, si bien es cierto, la gran mayoría de las empresas -por no decir que todas- buscan un profesionista para analizar los datos con los estas cuentan, con la finalidad de tomar decisiones en las tendencias futuras que les lleven a mejorar, ganar y expandirse más en el comercio mundial, así como obtener la delantera frente a su competencia.

Pero ¿quién es el profesionista que puede analizar, acomodar, interpretar y dar un resultado favorable? Este profesionista se llama: CIENTÍFICO DE DATOS.

¿Quién es el Científico de Datos?

Es la persona que debe saber Informática, Matemáticas, Estadística y Negocios. Ha resultado una nueva profesión clave en el mundo de las tecnologías, incluso una de las mejor pagadas. El Científico de Datos está formado en las ciencias matemáticas y estadísticas, domina la programación en diferentes lenguajes y la ciencia de la computación analítica.

Además, debe tener la capacidad y los conocimientos necesarios para comunicar lo que ha encontrado en los datos, no solo en el área de las tecnologías, también en la de negocios. Debe dominar el manejo de bases de datos para modificar y mejorar el camino de los negocios de una empresa, luego traducir lo que ha detectado y analizado, para que adapte sus servicios, productos y cree nuevas fuentes de empleo y de negocios.

Por citar un ejemplo, la empresa Google tiene 600 personas a cargo del análisis del big data (fuente: Universia), pero encontrar a la persona adecuada no es fácil.   Los empresarios se enfrentan con profesionales que sólo manejan una disciplina (matemáticos, informáticos, estadistas o manejadores de datos) y a veces no saben comunicar sus hallazgos, además muchas veces tienden a trabajar sólo con datos ordenados o con datos que “cuadren”. Este tipo de manejo de los datos, por lo regular, lleva a la pérdida de información importante y se convierte en una bola de nieve que, a la larga, sólo se reflejará en pérdidas monetarias, poco avance, soluciones no satisfactorias y mayor inversión.

Por mencionar algunos números, los principales obstáculos en las empresas son: que el 32 % de los empleados no tienen la capacitación o no tienen las habilidades adecuadas; el 33 % no tiene el recurso o presupuesto; el 14 % no tiene una estructura organizacional correcta; el 10 % no tiene tecnología o las herramientas necesarias; el 9 % no tiene soporte ejecutivo suficiente; y el 3 % otros.

El Científico de Datos debe tener las características del Big Data, es decir, que su mentalidad sea positiva y usar frases como: “me siento cómodo trabajando con datos incompletos”; “mis archivos de datos suelen estar desordenados”; “analizo los datos para ver qué información obtengo”; “mi conjunto de datos es muy grande y administrarlo es parte del desafío”; “mis hallazgos impulsan decisiones sobre operaciones y productos”.

En los próximos tres años, el Científico de Datos superará el talento de los profesionistas de los negocios, que en su mayor parte son asiáticos. En México aún son pocos, pero algunas de las grandes compañías ya cuentan al menos con uno y el sueldo que pueden ganar oscila entre los 40 mil y 70 mil pesos mensuales aproximadamente.

El Big Data crece día con día, por lo tanto, el Científico de Datos se hace más necesario en la actualidad.

En el próximo artículo, les platicaré de una de las ciencias incorporadas a la informática en la búsqueda de tendencias a través de las computadoras.

Saludos.

redaccion@autonomia.mx