Por: Mtro Enrique De Leija

¿Cuánto cuesta enfermarse?

Según el Presupuesto de Egresos de la Federación para el ejercicio fiscal 2016, para el rubro de salud se destinaron $ 132,216 millones, 881,974.00 pesos, por lo que México está en el lugar 116 en el ranking de países en gastos de salud, de un total de 192 países estudiados.

Lo que nos da un gasto público por habitante en México, por la cantidad de $5,584.31 al año, mientras que el gasto privado por persona es de $3,918.00 por año.

Es menor el gasto privado, pero tenemos que tomar en cuenta que el gasto privado se refiere a lo que cada persona gasta en salud de su bolsillo, por cada uno de los miembros de su familia, lo que multiplica su deuda y disminuye su presupuesto para otros gastos no menos urgentes, como son la alimentación, vivienda y vestido, ya no se diga el sano esparcimiento.

Tenemos que valorar dos cosas: la prevención de enfermedades por parte del gobierno y por nuestra parte, puesto que, si las Instituciones públicas de salud ejercieran eficientemente el presupuesto, no tendrían filas de 20 metros en los hospitales del IMSS, ISSSTE y demás, para ser atendidos ya no de una forma rápida, sino digna y suficiente.

Esto sucederá cuando la salud no se vea como un negocio para las empresas farmacéuticas y los funcionarios del sector, pues la verdadera prevención evitaría no sólo la mortandad, sino la complicación de enfermedades.

La prevención por parte de la población es más complicada. Las defensas con las que contamos los mexicanos de a pie, son muy bajas; una simple gripe se nos complica por no tener dinero para atenderla rápido.

Podemos ir a los hospitales públicos, hacer largas filas y que nos den los populares mejoralitos y el famoso paracetamol y, cuando bien nos va, un vale para dentro de una semana.

El gasto privado es lo mínimo que gastamos los mexicanos, pues las enfermedades más graves nos ocasionan la mitad o más de nuestro sueldo al año. Nos recomiendan adquirir un Seguro de Gastos Médicos Mayores, que cuesta alrededor de $7000,00 al año, claro que ayuda, pero sólo para casos de cirugías y gastos hospitalarios.

Debo confesar que dudé mucho en publicar este tema, pues hablar de enfermedades, dirían muchos, es de mal agüero, es atraerlas. Pero mi intención es hacer conciencia a todos los mexicanos y exigir atención médica de calidad a nuestros gobernantes.

¡Consummātum est!