Por: Julio Erazo Macías Rodríguez

Mi experiencia de haber laborado para una empresa japonesa, fue tan grata desde el punto de vista personal y profesional. Aprendí técnicas, maneras, hábitos y, sobre todo, la ventaja competitiva para trabajar día con día.

Entendí que el mejoramiento continuo personal, llevando a cabo disciplina, administración del tiempo, participación, compromiso, comunicación,  obre todo moral, es la clave para un sistema de recompensas para la empresa y para uno mismo. Me referiré en algún sentido a las palabras del Sr. Masaaki Imai, quién adoptó a este método: KAIZEN.

Masaaki Imai define KAIZEN como mejoramiento continuo, mejoramiento en marcha que involucra a todos, y muchas empresas han adoptado lo que se puede decir la clave del éxito. En el Japón se han desarrollado varios sistemas para la administración y la implementación del KAIZEN y no es de extrañar que el país Nipón, basado en su cultura, adopte este sistema o ponga en marcha otros que tengan procesos para la innovación, además del pensamiento orientado a los resultados.

Pasados tres años de mi convivencia y trabajo con japoneses, supe encaminarme a la comprensión total de lo que el KAIZEN significaba y llegué a la conclusión de que este sistema no se adquiría automáticamente, ni se aprendía en la universidad, menos aplicando hábitos negativos que en el occidente del planeta se acostumbra. Masaaki Imai dice que no habrá ningún progreso si nosotros continuamos haciendo la cosas de la misma manera todo el tiempo.

El mejoramiento continuo depende de cada uno de nosotros, de esta manera es por qué le llamó el KAIZEN PERSONAL: primero admites errores, reconoces que hay problemas, después das soluciones. Las compañías controlan la calidad, pero para lograr esto, inicialmente deben controlar la calidad de su personal. Masaaki Imai nos dice que el Software es para las computadoras y el Humanware es para la compañía.

Hay algo muy importante que también aprendí: los procesos son largos; en occidente estamos acostumbrados y tenemos el pensamiento erróneo de que los resultados deben ser inmediatos, ¡no es verdad! Las cosas inmediatas tienden al fracaso, todo debe encajar en el inicio, la disciplina, el KAIZEN de la empresa y el KAIZEN PERSONAL, tiempo, esfuerzo, disciplina, métodos, conocimiento, errores, soluciones y después de eso vienen los resultados.

El KAIZEN PERSONAL es nada más ser consciente de que día a día se tiene que mejorar algo. Y eso está en la mente, en la moral, en la integridad de cada uno de nosotros.

Esta manera de vivir y mejorar, lo puedes utilizar para tu vida diaria, para tu hogar, para tu familia, para tu negocio. El KAIZEN tiene una gran ventaja: no necesita de una gran inversión, solo necesitas innovación, dedicación, esfuerzo continuo; al decir continuo significa que en ningún momento lo vas a suspender.

Hay una cuestión que te lo comenté más arriba, en el KAIZEN, si no hay problemas, no hay potencial para mejoramiento; busca esos problemas y mejorarlos, en Japón existe un refrán: Los problemas son las llaves del tesoro oculto.

En la empresa, ¿qué tan comprometida está la Alta Dirección?, en lo personal ¿qué tan comprometido estás? ¿Eres capaz de decir?: yo hice un problema, pero puedo mejorarlo. Un problema grande en las empresas occidentales es de que si creas problemas al siguiente día ya no trabajas ahí, si estás dando resultados, te cierras y no enseñas por sentirte necesario o por miedo a perder tu empleo. En Japón los trabajos son vitalicios y las personas no tienen ningún problema para enseñar sus conocimientos.

En el KAIZEN PERSONAL yo te invito a cambiar, a mejorar, enseña lo que sabes, trabaja en equipo, aprende a reconocer que no sabes y que estás dispuesto a aprender, identifica problemas, mejorarlos.

Pero algo que de verdad te aconsejo para tu vida personal, laboral: SE PUNTAL y CUMPLE LO QUE DICES.