Por Roque Treviño

La vida es un chiste, era el tema del cual tenía que hablar mi hermana en un ensayo jajaja y al ayudarle con su tarea me inspire a escribir algo y es que a veces causa gracia la forma en que la vida pone cosas en nuestros caminos, como cuando le da cáncer de pulmón a alguien que nunca en su vida a encendido un cigarrillo y la persona que fuma una cajetilla diaria está completamente sana y anda como si nada en la vida…

La vida es espontánea y se manifiesta de manera muy extraña, de tal manera que nunca nos deja de sorprender (Ni nos dejará…), es por eso que hay que dejar que todo fluya y nada influya (Cliché), dejarnos llevar con la corriente, no nadar en contra de ella, supongo que todo tiene un ¿Porqué? (Soy estudiante de Ingeniería y soy fiel creyente que todo tiene un porqué…) Pero uno nunca sabe, a lo mejor y las cosas simplemente pasan sin tener un porque y hay vivir con eso porque si nos quejamos y vivimos en amargura preguntándonos por que nos pasan tantas cosas, en lugar de enfrentarnos a estas situaciones, nos vamos a quedar ahí, sin avanzar hacia ningún lado y como dice el dicho,

              “Al toro hay que agarrarlo por los cuernos”.

Yo creo que no importa que tan mala sea la situación que se nos presente, al final de la tormenta, siempre llega la calma y aunque la noche sea oscura y llena de terrores, el sol siempre va a brillar con mucha más intensidad.

Así que si estás teniendo un mal día o una mala racha, ¡sonríe! Nuestro día lo determina la actitud con la que lo tomemos, no dejemos que un mal momento ó una mala acción determine el rumbo de nuestro camino ó el final de nuestro día…

“A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara una gota” – Teresa de Calcuta

Si te gusto lo que leíste, ¡DALE LIKE Y COMPARTE!

Copyright Roque Trevino © 2017