El director italiano Umberto Lenzi, autor de películas de bajo costo e inspiración para Quentin Tarantino, murió a los 86 años

Roma.- El director italiano Umberto Lenzi, autor de películas de bajo costo e inspiración para Quentin Tarantino, murió a los 86 años, informaron ayer medios locales.

Lenzi rodó decenas de películas, entre ellas violentos thrillers y títulos de soft-porno. Algunas de las más conocidas son Caníbal feroz (1981) -sobre el canibalismo- o La invasión de los zombies atómicos (1980), aclamada por Tarantino.

En los últimos años, Lenzi vivió en una residencia de ancianos en Ostia, junto a Roma, y falleció en el hospital de esa localidad. En una entrevista concedida el año pasado a La Stampa, Lenzi explicó que hacía ese tipo de películas porque “la gente va al cine para reír, llorar y pasar miedo”.