El sospechoso habría salido del camión con una pistola de balines o aire comprimido (BB gun) gritando “Allahu Akbar” (Dios es grande).

NUEVA YORK – El sospechoso de barrer con una multitud de personas cerca del World Trade Center, matando a ocho personas e hiriendo a casi una docena, no ha mostrado ningún remordimiento por el ataque mortal y podría decirse que hasta estaba orgulloso de ello, según dijo un alto funcionario asociado a la investigación.

Investigadores fueron capaces de interrogar a Sayfullo Habibullaevic Saipov, de 29 años, en el hospital, donde permanecía en estado crítico pero estable después de someterse a una cirugía el miércoles, horas después de que la policía de Nueva York lo baleara el abdomen en medio del ataque.

Entre los muertos figuran cinco turistas argentinos, quienes celebraban en la ciudad 30 de haberse graduado.

Saipov, un inmigrante de Uzbekistán, también leyó activamente la propaganda del grupo terrorista Estado Islámico (ISIS), mostró una reseña de sus cuentas en las redes sociales. Dejó una nota en el camión alquilado de Home Depot que se traduce en “ISIS vive para siempre”. Pensado en este punto, investigadores consideran que este fue un ataque “solitario”. Al menos un cuchillo también se encontró en el vehículo, dijo el alto funcionario, aunque no está claro cómo el sospechoso podría haber tenido la intención de usarlo en el ataque.

Los investigadores dicen que Saipov estaba familiarizado con el área del ataque, aunque no estaba claro si eso fue porque él exploró la ruta con anticipación o conocía el diseño debido a su trabajo como conductor de Uber. Se espera que los funcionarios divulguen información adicional durante una rueda de prensa a las 11:00 a.m. del miércoles.

Los acontecimientos se producen luego de que los investigadores pasaron la noche revisando los antecedentes de Saipov para obtener información sobre el ataque, que ocasionó el cierre de un tramo de casi dos millas en el bajo Manhattan este martes.

El caos desencadenó el pánico en el vecindario de Tribecca y dejó el pavimento cubierto de bicicletas destrozadas y cuerpos que pronto fueron cubiertos con sábanas. Ocho personas murieron y 11 resultaron gravemente heridas en un ataque de la tarde de Halloween que el alcalde de Blasio catalogara el cometido como “un acto de terrorismo particularmente cobarde”.

La policía y el FBI instaron a los miembros del público a darles fotos o videos que pudieran ayudar con la investigación. El ataque se hizo eco de una estrategia que el grupo Estado Islámico ha estado sugiriendo a sus seguidores. Si bien la policía no culpó específicamente a ningún grupo por el ataque, Trump atacó al Estado Islámico y declaró “¡basta!” y “¡NO EN LOS ESTADOS UNIDOS!”

In NYC, looks like another attack by a very sick and deranged person. Law enforcement is following this closely. NOT IN THE U.S.A.!

— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) October 31, 2017

Los investigadores indicaron que Saipov llegó legalmente a los Estados Unidos en 2010. Tiene una licencia de conducir de Florida, pero se ha estado quedando en Nueva Jersey de vez en cuando, dijeron. La policía acordonó un edificio de apartamentos en la cercana ciudad de Paterson el miércoles en busca de evidencia. Los oficiales registraron el garaje. El gerente del edificio le dijo al diario The Record que el sospechoso vivía con su esposa y dos niños en un apartamento de dos habitaciones en Genessee Avenue. Un dijo que su esposa está en Paterson con las autoridades.

Los registros muestran que Saipov era un conductor de camión comercial que formó un par de empresas en Ohio. Una licencia de matrimonio de Ohio muestra que un conductor de camión con una de las direcciones de Saipov y su nombre, escrito de manera ligeramente diferente, se casó con una uzbeka en 2013.

Kobiljon Matkarov, amigo de Facebook de Saipov, dijo a nuestra cadena hermana NBC News que los dos se conocieron mientras ambos vivían en Florida.

“Era un tipo muy feliz”, dijo Matkarov, quien también es de Uzbekistán. “Le gustaba los Estados Unidos. No es un terrorista. Estaba muy feliz, sonriendo todo el tiempo”. Dijo que Saipov luego se mudó a Nueva Jersey y comenzó a conducir para Uber. Uber, con sede en San Francisco, dijo que comenzó hace más de seis meses.

Uber dijo que Saipov había pasado una prueba de antecedentes para conducir el servicio, y que se le había prohibido el acceso a la aplicación después del ataque del martes. La compañía agregó que está revisando la historia de Saipov con el servicio y cooperando con el FBI.

Saipov se declaró culpable de dos delitos de tráfico en Pensilvania entre 2012 y 2015, según los registros del estado de Keystone. También fue arrestado por no presentarse en el tribunal después de recibir otra multa de tránsito en Missouri en 2015; luego pagó una multa y no cumplió condena en la cárcel. No está claro si tuvo algún otro historial criminal más allá de las ofensas de tráfico.

La policía ha dicho que el atacante alquiló el camión alrededor de las 2 p.m. en un Home Depot de Nueva Jersey y luego se dirigió a la ciudad de Nueva York por el puente George Washington, ingresó al carril de bicicletas una hora más tarde y se dirigió hacia el World Trade Center, sede del ataque terrorista más mortífero en la historia de los Estados Unidos.

El conductor luego arrasó con todo a su paso por unas 14 cuadras, o aproximadamente ocho décimas de milla, antes de estrellarse deliberadamente contra un pequeño autobús escolar cerca de las escuelas Stuyvesant High School y P.S. 89, hiriendo a dos miembros del personal y dos niños.

Luego, un video filmado por transeúntes mostró a Saipov desplazándose por el tráfico empuñando lo que parecían ser dos pistolas, pero que luego la policía dijo que eran una pistola de paintball y otra de perdigones. Un agente de policía disparó a Saipov cuando no soltó las armas, dijo la policía.

telemundo47.com