Por: Roque Treviño

Ciertamente nosotros los ciudadanos somos los primeros en recalcar cuando algo está mal y creo que a veces se nos olvida que somos seres humanos y como tales no somos perfectos…

Observando desde un punto de vista alejado pero a su vez muy cerca de muchas situaciones donde la ciudadanía exige algo, surge en mi una incógnita que ronda mi cabeza y no me deja en paz:

“¿En realidad merecemos lo que exigimos?”

Y es que me da mucha tristeza observar una estado que se quiere levantar como un ave fénix (Literalmente) y darme cuenta que muchas veces

“Estamos como estamos, porque somos como somos”

Exigimos, reconstrucción y recuperación de áreas que estaban a punto de perderse entre muchas otras cosas y nosotros mismos no ponemos el ejemplo de no tirar la basura y cuidar nuestros espacios porque en realidad son nuestros; Muchas veces erramos y la culpa de que estén las cosas así no es 100% de malos gobiernos si no de malos ciudadanos.

Y antes de que me odien, digo malos ciudadanos porque nosotros mismos debemos de reconocer las cosas que hacemos mal en el día a día, ya que ni siquiera podemos dejar en su lugar un simple carrito de súper mercado, ¡ahhh! Pero si llegamos a nuestro vehículo y está uno obstruyendo el paso, nos enojamos…

Ciertamente me pregunto muchas cosas, pero creo que una posible solución a mi incógnita es tratar de ser unos ciudadanos autocríticos y tratar de reconocer nuestros errores ( Si, aunque nos cueste…) y corregirlos, ya que si todos nos proponemos poner nuestro granito de arena como ciudadanos ejemplares (Tanto en el trabajo, como en el día a día) y dejar de echar culpas como los buenos mexicanos que somos, vamos a empezar a ver cómo nuestro entorno cambia, ya que la buena vibra se contagia, si no me creen echen un vistazo a países del primer mundo, es una combinación de buenos ciudadanos y un buen gobierno, y un buen gobierno se conforma de buenos ciudadanos…

Copyright Roque Trevino © 2017

“Cuando naces en un mundo en el que no encajas, es porque has nacido para ayudar a crear uno nuevo”- Anónimo