La Tierra Media llegará a la pantalla chica. Hace poco, Amazon anunció que había adquirido los derechos para adaptar a la televisión El señor de los anillos de J. R. R. Tolkien, serie que se difundirá por medio de su servicio de transmisión en línea, Prime Video.

La adaptación de varias temporadas tendrá “nuevas líneas narrativas anteriores a La comunidad del anillo“, el primer libro de la saga de Tolkien, indicó Amazon en un comunicado. El acuerdo también incluye la oportunidad de realizar series derivadas.

Sin embargo, Amazon pagará un costo muy alto: Deadline informó que tan solo la adquisición de los derechos de la popular franquicia a nivel mundial costó 200 millones de dólares. No se han anunciado más detalles, como quiénes serán los escritores, los productores o los actores ni cuándo podría estrenarse la serie.

Dado que tiene escenarios y personajes de fantasía, una serie de El señor de los anillos tendría un parecido superficial con Game of Thrones de HBO, uno de los programas más importantes de la actualidad (George R. R. Martin, autor de los libros en los que se basó la serie, ha señalado que la saga de Tolkien le sirvió de inspiración).

La obra de Tolkien también ha demostrado ser un producto que rinde en la cultura popular. En total, las tres películas de El señor de los anillos que dirigió Peter Jackson generaron más de 2900 millones de dólares en todo el mundo.

La adaptación para televisión cubrirá un terreno diferente, pues se concentrará en “historias que no se habían explorado con anterioridad, las cuales se basaron en los manuscritos originales de J. R. R. Tolkien”, explicó en un comunicado Matt Galsor, un representante de Tolkien Estate and Trust y HarperCollins.

La iniciativa sirve como un impulso muy necesario para Amazon, ya que la empresa ha perdido a algunos de sus productores a causa de denuncias de acoso sexual. En octubre, Roy Price, el director de Entretenimiento en Línea de Amazon, fue obligado a renunciar después de que una productora lo acusó de haber cometido una insinuación no deseada. El asesor principal de Price, Joe Lewis, dejó Amazon poco tiempo después.

Amazon afirmó que producirá la serie junto con Tolkien Estate and Trust, la editorial HarperCollins y el estudio cinematográfico New Line Cinema.

El acuerdo se produjo justo cuatro meses después de que Tolkien Estate and Trust y Warner Bros. —la empresa matriz de New Line Cinema— resolvieran una demanda por 80 millones de dólares.

nytimes.com