La participación foránea alcanza niveles récord; el FMI advierte del riesgo de fuga de capitales ante eventos en el corto plazo.

CIUDAD DE MÉXICO.-La tenencia de bonos gubernamentales en manos de extranjeros ha alcanzado niveles récord en los últimos 10 años, que si bien refleja confianza en el mercado mexicano implica un riesgo para la situación financiera del país.

En el periodo enero-octubre, el promedio de los bonos en poder de residentes en el exterior fue de 63.55%, mientras que en 2007 este promedio fue de 17.37%, con respecto al valor total de los bonos en pesos, refieren cifras del Banco de México (Banxico)

El fenómeno, según los expertos, muestra la efectividad de la política monetaria del banco central para mantener el interés de los inversionistas extranjeros en México frente al proceso de subida de tasas por parte de la Reserva Federal a finales de 2015, después de haberlas mantenido a niveles históricamente bajos.

En diciembre de 2015 la tasa de referencia del banco central mexicano era de 3.25%, y desde ese mes ha tenido nueve alzas. En la actualidad, la tasa de referencia en Estados Unidos es de 1.25% y 7.0% en México.

En 2016, la participación de extranjeros en el mercado de bonos representó un 55% del total y ha subido a niveles récord de más de 60%.

En octubre de 2009, la tenencia extranjera de bonos en México era de 20.6% y en octubre de 2012 pasó a 46.8%, según cifras de Banxico. Desde entonces, el aumento ha sido constante.

“El flujo de dinero se vio más hacia países emergentes, incluido México, pues comenzaron a ofrecer mayores tasas que en el país del norte. Incluso en 2010 México fue el primer país de America Latina que se incorporó al “World Government Bond Index”, explicó Jorge Gordillo, director de Análisis Económico y Bursátil de CI Banco.

¿Qué provocaría la fuga de capitales?

“La normalización de la tasa en Estados Unidos y los términos en que quede el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) son dos factores que ponen en riesgo la estancia de estos capitales conocidos como golondrinos”, consideró Raymundo Tenorio, director de la carrera de Economía y Finanzas del Tecnológico de Monterrey.

Ante ello, México tendrá que seguir ofreciendo incentivos para que este capital no se vaya, como seguir manteniendo una tasa más atractiva que la de Estados Unidos, consideró Tenorio.

Para el próximo 14 de diciembre, Banco CI prevé que Banxico suba la tasa de referencia de 7.0% a 7.25%, en vista de que la Fed suba su tasa un día antes, comentó Gordillo.

Además de que analistas consideran que el banco central estadounidense elevará su tasa el próximo año en tres ocasiones.

El TLCAN y la reforma fiscal en Estados Unidos son temas que agregarán riesgos para la salida de capitales de México, y por tanto generar una menor apreciación del peso frente al dólar.

Para finales de diciembre podría presionarse el dólar spot hacia los 19 pesos, y esta presión se podría intensificar a comienzos de 2018, donde de nueva cuenta el tema de la renegociación del TLCAN volverá a concentrar la atención de los inversionistas y el proceso electoral en México terminará convirtiéndose en la principal referencia para los mercados financieros locales.

“Ya pasó el riesgo de si desaparece o no el TLCAN, lo que vemos ahora es que la modernización quede en términos poco convenientes para México”, dijo el catedrático.

Expansion.mx