El delantero estadounidense regresa al Estadio Azteca casi seis años después, su último juego fue el 16 de agosto del 2012, en la victoria de 0-1 de Estados Unidos ante México

Con 36 años y después de salir del retiro para jugar con León, Landon Donovan tendrá la posibilidad este sábado de volver a pisar la cancha del Estadio Azteca cuando enfrente al América, luego de casi seis años de su último partido en el Coloso de Santa Úrsula, jugando para la Selección de Estados Unidos.

El 16 de agosto del 2012, el conjunto de las barras y las estrellas le ganó un amistoso a México por la mínima con gol de Michael Orozco; ese fue el último juego del Capitán América en esa cancha, porque para las eliminatorias rumbo a Brasil 2014, Donovan no fue convocado por el técnico alemán Jürgen Klinsmann cuando visitaron a México dentro del Hexagonal.

“A veces sí, a veces no (se daban recuerdos felices del Azteca). Se siente bien, es bueno estar aquí otra vez, es uno de los estadios más históricos en todo el mundo. Siempre era llegar alegre al estadio, pero muchas veces salir de él triste”, señaló a su llegada en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

“Pero es muy bueno tener la oportunidad de jugar otra vez en el Azteca”, agregó.

Acerca del rival en turno, las Águilas del América, Donovan reconoció la calidad del plantel azulcrema y señaló que esperan obtener los tres puntos para quitarle el invicto a los de Coapa.

“América está muy bien. Sabemos que más que los titulares es un plantel muy grande, están compitiendo muy bien en Concachampions, tienen muy buen técnico. Va a ser difícil pero estamos aquí para darlo todo y esperemos sacar puntos”.

Incluso, se dio tiempo para recordar que en 2009, tuvo la oportunidad de fichar por las Águilas, pero rememoró que tomó una buena decisión para él en no venir. “Tomamos decisiones que son buenas para nosotros en cierto momento, eso fue muchos años atrás y ahora estoy enfocado en el presente”.

Es así como Landon Donovan, eterno rival estadounidense pisará una vez más la cancha del Estadio Azteca, siempre y cuando el técnico Gustavo Díaz decida emplearlo, ya que el atacante sigue sin encontrar su mejor forma física tras año y medio de inactividad.

“Necesitamos ganar, si ganamos es lo más importante, si juego está bien y si no, también está bien”.

Fuente: www.mediotiempo.com