Por iniciativa del Comité Sistema Producto Chile de Aguascalientes, Ricardo González Montes de Oca, ingeniero agroindustrial por la Universidad Autónoma de Aguascalientes (UAA), emprendió el diseño y construcción de un módulo de deshidratado solar, proyecto que surgió ante la necesidad de hacer más competitivo el cultivo del chile, reduciendo los costos de producción.

Al respecto, comentó que el tema del chile seco es prioritario para los agroproductores del país, porque está ingresando mucho producto proveniente de lugares como China, India y Perú, naciones que tienen índices de productividad más elevados que en México, y al tratarse de un producto deshidratado, cuestiones como la vida en anaquel ya no les afecta para exportarlo.

Tradicionalmente el proceso de deshidratado se hace en cámaras que producen calor con gas LP, que también es un problema porque hace que haya residuos de dióxido de carbono (CO2) en el chile. Entonces buscamos esquemas para bajar los costos de producción, específicamente en el tema de deshidratado; como Aguascalientes es un lugar beneficiado con la incidencia solar —tenemos uno de los índices más altos de la república mexicana—, entonces, a partir de eso empezamos a hacer pruebas”, explicó González Montes de Oca en entrevista para la Agencia Informativa Conacyt.

El primer prototipo consistió en un módulo que realizó con recursos de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), mismo que sirvió a manera de prueba, pero no resultó funcional. Entre los errores de diseño, detectó que el módulo no alcanzó la temperatura ideal para el proceso de deshidratado y el flujo de aire dentro del equipo no era el adecuado, lo cual retardaba el proceso de secado del chile, y esto traía consecuencias negativas para el producto final, pues el chile obtenido era decolorado, sin carne, y los rendimientos resultaban muy bajos.

“Sobre ese módulo empezamos a hacer las correcciones necesarias, hicimos pruebas para incrementar la temperatura y que el tiempo de deshidratado fuera menor. Para estas modificaciones recibimos apoyo del gobierno del estado, y fue así que poco a poco lo fuimos desarrollando hasta llegar a lo que tenemos el día de hoy, que es un módulo de deshidratado de energía solar ya validado”, indicó.

El prototipo actual se asemeja a un invernadero de cristal, con dimensiones de seis por 25 metros, y una capacidad de procesar seis toneladas de chile aproximadamente —el peso varía, dependiendo de la variedad—; por dentro, tiene láminas negras que funcionan como correctores solares, así como dos turbinas industriales que hacen que circule el aire caliente de manera homogénea, manteniendo la temperatura, así como dos radiadores modulares.

“Por estos radiadores se hace circular vapor para incrementar la temperatura, pues con el puro sol llega más o menos a 40 a 45 grados Celsius, y ya con estos radiadores sube a los 70 grados que se necesitan para deshidratar el chile en tiempo y forma”, detalló.

Para ello, agregó, se diseñó una caldera que es alimentada con agua previamente calentada por unos colectores solares, que genera vapor para los radiadores. Para hacer más sustentable este proyecto, el equipo de trabajo desarrolla un biodigestor, pues buscan que la caldera funcione con biogás.

Las pruebas en el módulo de deshidratado solar se realizaron en variedades de chile ancho, guajillo, habanero, jalapeño y pasilla, los resultados han sido eficientes, pues los costos de este proceso descendieron hasta en 50 por ciento.

“Este prototipo ya se replicó en Oaxaca, en un municipio llamado San Juan Bautista Atatlahuca, este municipio es productor de una variedad que se llama chile huacle; se hizo una réplica de esta tecnología para que incrementaran sus rendimientos y tuvieran un sistema tecnificado de bajo coto; se replicó también en Durango, en el municipio de Poanas”, señaló.

Finalmente, el ingeniero agroindustrial por la UAA manifestó que cuando concluya este desarrollo, el Comité Sistema Producto Chile de Aguascalientes no lo patentará, pues la idea es abrirlo para poder enriquecerlo con las opiniones de otros expertos, perfeccionar así su funcionamiento y beneficiar a los productores de chile.

Fuente: www.conacytprensa.mx