Por: MELITON GUEVARA CASTILLO.

Para este momento ya todos los partidos políticos, frentes o coaliciones, enseñaron todas sus cartas, ya las pusieron ante el INE. Con sus nombres, sus caras y su trabajo político –o sus recursos-, es como se puede vaticinar el desarrollo de la contienda y predecir, especular pues, quien puede quedarse con la Victoria. Son, en realidad, solo tres nombres: Alejandra Cárdenas, por el PRI; Reina Garza por el PES (en Coalición con MORENA) y Mario Ramos Tamez del MC (en Coalición con PRD y PAN).

Un triunfo electoral, al menos para la presente elección, en Tamaulipas no puede darse como un vaticinio cierto. Y es que, por lado, está la debacle del PRI, que intenta sacar fuerza de su pasado; y por otra parte, tanto el MC ni el PES cuenta con la estructura y capacidad para ser efectivos el día de la elección. Mucho, entonces, va a contar el candidato, sus orígenes y antecedentes, y sobre todo, los recursos políticos y económicos de que pueda disponer.

SERA UNA ELECCIÓN CERRADA.

A primeras de cambio se puede afirmar, por la presunción de la percepción y derivado de algunas encuestas, que la elección del candidato puede ser cerrada en términos de que, uno y otro candidato, representan en este momento una fuerza partidista; creciendo, en el caso de Mario como de Reina; en tanto que, por el lado de Alejandra, puede pesar y mucho sus orígenes familiares: Los Cárdenas son un referente de participación política y siempre han tenido una identificación popular, tal y como se observó en los recientes funerales del jefe del Clan, el exgobernador Enrique Cárdenas.

Ramos representa al Movimiento Ciudadano, partido que en la entidad y en el propio Distrito V, no tiene fuerza; la tendrá si, en los hechos, el PAN contribuye con su estructura y sus votos a consolidar su candidatura; en el caso de Reina, el PES prácticamente no cuenta en la entidad, ni en el Distrito V, lo único que tiene de ventaja es la coalición con MORENA y, en realidad, buena parte de los candidatos de esta coalición se cuelga a lo que, consideras, será el efecto Peje. En términos de potencial, de recursos políticos, técnicos y de gente, obvio, la ventaja es de Alejandra.

TRABAJO POLÍTICO

Alejandra y Mario vienen de ocupar un cargo en el gobierno municipal de Oscar Almaraz Smer, el Presidente Municipal que se registró para contender por la reelección. Se registro, obvio, porque cree, está convencido, de que puede ganar la contienda a Xicoténcatl González Uresti. En pocas palabras, tanto Alejandra y Mario, pueden presumir que hicieron trabajo, que se vincularon con el pueblo. Lo que hicieron, hoy puede ser el factor decisivo; lo que no hicieron, tan simple que es una disminución en sus posibilidades de triunfar.

El caso de Reina se cuece aparte. Ella tuvo una larga militancia en el PRI. Tenía como su punto de trabajo a las personas de la tercera edad, hizo mucha talacha, pero le molesto que, en la elección anterior, pusieran como propietaria a una regiduría a la joven Laura García, se presume que sin antecedentes políticos partidistas, y renuncio al partido. Y ahora aparece como candidata del PES, coaligado con MORENA, a la diputación federal por el V Distrito. Reyna es ampliamente conocida en la ciudad, es como se dice, parte de una familia de bien. No creo que, por si misma, pueda ganar la elección… depende, también como otros, del efecto PEJE.

EFECTO DEL CANDIDATO A LA ALCALDIA

Alejandra, Reina y Mario no van solos. Cuenta, y mucho, el candidato que vaya en busca de la Presidencia Municipal. En estas circunstancias, hemos de consignar que 2 candidatos, como quien dice, van por una revancha: Xicoténcatl González perdió, la elección anterior con Almaraz Smer, contendió como independiente. Ahora, según sus cuentas, va por la revancha bajo las siglas del PAN y como parte de la coalición. Si recibe apoyo de la estructura del PAN como del MC puede brincarla… lo que se ve, difícil, no imposible, dado el trabajo intenso y firme que ha realizado Oscar Almaraz, por eso va por la reelección.

En el caso de Eduardo Gattas –salvo que no haya una sorpresa- será el candidato de MORENA. Ya fue candidato, la elección anterior a diputado local por el PRI y perdió. Y el mismo reconoce que MORENA no tiene trabajo en el municipio, el que hay, es el que ha realizado a partir de su afiliación e identificación con el proyecto de AMLO. En pocas palabras, las posibilidades de Reina solo estriban en el efecto AMLO. No hay, de ella ni de Gattas, el trabajo suficiente que garantice una victoria. Hechos, circunstancias e historia deducen una victoria de Alejandra y de Oscar.

NADA ESTA ESCRITO

La especulación es eso, pronósticos derivados de hechos y circunstancias, pero nada está escrito. En otras elecciones, AMLO estaba firme con la Victoria; recuerdo en la elección del 2000, aquí en Tamaulipas, hubo panistas que aceptaron ser candidatos para rellenar los huecos y cuando les notificaron que habían ganado, ni se la creían. Así, unos y otros, se puedan dar por ganadores… lo que cuenta, sin embargo, son el trabajo y los votos el día de la elección. Ese día, el desenlace, dará la razón a unos y a otros mostrara cuan equivocados estaban.

Comentarios:

meligue@prodigy.net.mx

http://melitonguevara.blogspot.mx/