Por: Julio Erazo Macías Rodríguez

Antes quiero dar las gracias a KWT Consulting por la excelente atención para facilitar las técnicas de mejora continua en lo que se refiere a Ki Wo Tsukau, que propiamente significa “ Preocuparse por…”

Esta técnica es utilizada y creada por la empresa Yakult en la que la mejora continua es un plan estratégico para preocuparse  cada departamento y cada persona que labora en la empresa, tenga movimiento hacia adelante; la pregunta que debemos hacernos todos los días:  ¿Qué puedo mejorar?

Anteriormente les había platicado de otra técnica japonesa que va a la misma tendencia; el KAIZEN. Japón un país que aprendió después de dos bombas atómicas que mirar al futuro es mejorar lo que tienes desde tu persona hasta el ambiente en el que te rodeas.

Ki Wo Tsukau tiene el objetivo de que adquieras habilidades para desarrollar ideas, gestionar procesos y generar valor agregado, dichas habilidades son para identificar oportunidades de mejora y ver que todo es perfectible en base a datos duros de la empresa aunando la toma de decisiones ligadas a estos datos.

Lo interesante de la técnica es que debes escuchar y tomar en cuenta a todas las personas sin importar el nivel que tenga en la organización. Esto quiere decir que debemos dejar atrás la idea de que en una junta de directivos se va a resolver el mundo de una compañía. Ki Wo Tsukau dice que desde un técnico, un auxiliar, un desarrollador, un contador, un administrador hasta un alto directivo, en conjunto llenarán de ideas de mejora y después en conjunto decidirán cual es la mejor.

En los países latinos sobre todo, las empresas se encuentran con un pequeño obstáculo y ese es: el compromiso del personal para con su trabajo, México es el país número 22 en el continente donde solo el 12 % de su personal tiene ese compromiso con la compañía, donde Panamá es el número 1 con el 37 %.

Si un empleado no se compromete a sentirse parte de la empresa, sus políticas y técnicas de mejora, Ki Wo Tsukau no funciona.

Y bueno los directivos dirán, ¿cómo sé que mi producto es de buena calidad? La respuesta es fácil, es un producto que cumpla con los requerimientos del cliente.

A quien le debes de preguntar que necesita, es a tu cliente y también apegarte a los estándares de calidad mundiales. Tanto Ki Wo Tsukau como el Kaizen requieren de ese compromiso por parte del personal  y para poder lograrlo se requiere: Cultura, Orden y Disciplina

Cuando comenzamos a dominar todo lo anterior, entonces aplicamos Ki Wo Tsukau, primero describiendo las funciones básicas de tu área, departamento, empresa, segundo, tener el impacto beneficio y recuerda que el que te va a dar los estándares a cumplir es tu cliente, por último la proactividad que son todas las ideas de mejora para exceder las expectativas de tu cliente, cuando se aplique el tercer paso, no queda más que medir la idea de mejora implementada la cual debe tener un resultado positivo. No olvidar que todo se documenta.

Ki Wo Tsukau ya implementado no se estanca porque entonces no es mejora continua, siempre continua, hay que reducir lo que no queremos e incrementar lo que queremos, se evalúan los desempeños.

La pregunta que siempre debe existir es: ¿Dónde comienza la mejora?

Apliquen la técnica que en verdad vaya a comprometerlos con su trabajo y su vida personal.