Por: Saúl Castillo Hernández

Estudiante del doctorado de Centro Regional de Formación Docente e Investigación Educativa Tamaulipas (CRETAM)

Antecedentes

En el año de 1993 surge la política de Integración Educativa a nivel nacional, expresando que los alumnos que presentaban necesidades educativas especiales (NEE) y sobre todos aquellos que tuvieran una discapacidad, se atendieran dentro de las escuelas primarias y no en espacios apartados de los demás alumnos, tratando de evitar la segregación y discriminación. Para ello se implementan las Unidades de Servicios de Apoyo la Educación Regular (USAER) en el nivel de primaria. Antes de ese año se laboraba atendiendo a los alumnos con NEE en espacios fuera de las escuelas primarias para su tratamiento, en las dificultades de aprendizaje, lenguaje y la conducta, con la intención de ser rehabilitados.

Con la Ley General de Educación 1993 queda expresado, en el artículo 39, que en el sistema educativo nacional queda comprendida la educación especial; en el artículo 41 de se define que los menores de edad con discapacidad deberán integrarse a las instituciones de educación básica regular, señalando que se orientará a los padres de familia y al personal docente de la educación regular para que se dé la integración educativa (DOF, 1993). Tamaulipas, apegado a estos lineamientos, procede inmediatamente a llevar a cabo la implementación de las USAER.

Con la integración educativa de 1993, se le exigió al docente de educación especial que se adaptara a la nueva conceptualización y estructura laboral en la atención de los alumnos con NEE y los atendiera dentro de la escuela primaria en el horario correspondiente. Al respecto, la Secretaría de Educación Pública (SEP) en documentos oficiales y básicos para implementar la Integración Educativa, indicaban de manera expresa e imperativa el cambio de percepción, introduciendo los términos de NEE en lugar de discapacidad:

La clasificación niños con discapacidad y niños sin discapacidad es poco útil y, además injusta… Una conceptualización más útil es la de niños con y niños sin necesidades educativas especiales… Los procesos de segregación y “etiquetado” privan de oportunidades y condenan al aislamiento a los niños con necesidades educativas especiales; la integración y la normalización, por el contrario, posibilitan el desarrollo armónico de los alumnos… por ser el ámbito natural de la enseñanza intencional, la escuela regular es el mejor espacio educativo y social para todos los niños. (SEP, 2000, p. 15-16)

La inclusión educativa

Para el año 2011 las políticas educativas muestran una nueva forma de percibir la docencia de la educación especial. Se trata de que el docente pase de una percepción de lo que es “Integración Educativa” y “NEE”, a una percepción de los que es “Inclusión Educativa” y las “Barrer  as para el aprendizaje y la participación”. Para tal caso la SEP emite su documento oficial para que el docente de educación especial asuma esta nueva postura e inicie el manejo de la terminología actualizada, lo cual conlleva una nueva percepción de la forma como se va a dar la atención a los alumnos, en una transformación conceptual más profunda, reforzando la idea de que la educación especial no es un ente separado del sistema educativo en general, al considerar a éste como un contexto educativo integral.

Educación Inclusiva… Prioriza la transformación de los sistemas educativos para adaptar la oferta educativa a la diversidad del alumnado… La educación especial detona el apoyo a partir de desplegar estrategias que implican asesorar, acompañar y orientar los procesos dentro de la escuela regular para disminuir y eliminar las barreras para el aprendizaje y la participación que se generan en los contextos… (SEP, 2011, p.47-48)

En la práctica escolar, las USAER primaria en Tamaulipas, atienden a los alumnos de primero a sexto grado que presentan dificultades en la lectura, escritura y las matemáticas, con la intención de que, con un enfoque psicopedagógico, los alumnos superen esas dificultades y se reincorporen al ritmo de aprendizaje que corresponde al grado escolar que cursan en la primaria. Lo anterior con la idea de que todos deben tener la oportunidad de satisfacer sus necesidades de aprendizaje en las escuelas de educación regular, independientemente de su condición.

En este contexto conceptual histórico, a la distancia de 25 años de estar funcionando las USAER, es imperativo conocer si la política de inclusión educativa implementada se está dando en la práctica docente de las USAER, con los preceptos expresados del discurso oficial. Es decir, es importante conocer si existe una congruencia entre lo que se encuentra teóricamente establecido y oficialmente difundido sobre la inclusión educativa y la práctica docente de la USAER donde se concretiza la implementación de la política educativa inclusiva. Con base en este cuestionamiento, se hace necesario 

llevar a cabo investigaciones de corte cualitativo que expliquen los procesos que se tienen dentro de la escuelas primarias en la inclusión educativa. Es importante que la opinión de la sociedad se haga presente, mostrando pruebas con estudios de investigación que avale y/o proponga cambios en la implementación de políticas educativas, que redunden en el proceso de construcción de una educación de calidad. En tanto que no se realice un estudio que documente cómo se está implementando la política educativa inclusiva en Tamaulipas en las USAER, se estará en el campo especulativo y en un estado de obviedad.

Referencias

DOF. (1993). Ley General de Educación. México. D.F

SEP. (2000). La integración educativa en el aula regular. Principios, finalidades y estrategias. México, D.F.

SEP. (2011). Modelo de atención de los servicios de educación especial. CAM Y USAER. México, D.F.