Miguel Herrera destacó que no pueden darse por vencidos a falta de 90 minutos para definir la serie.

Luego de un par de horas de retraso, América llegó esta tarde a la Ciudad de México con la confianza de lograr la hazaña y revertir el 4-1 con el que volvieron de Torreón en la Ida de las Semifinales del Clausura 2018 ante Santos. Un poco cabizbajos, pero accesibles con los aficionados, jugadores y cuerpo técnico le han dado vuelta a la página para prepararse y recibir a los Guerreros este domingo.

“Estamos golpeados, pero tenemos que levantarnos porque esto no se acaba, faltan 90 minutos y esperamos que el resultado sea positivo”, dijo Miguel Herrera.

Para el entrenador azulcrema, la noche de ayer fue fatídica por las fallas tanto en la defensa como en el ataque; el juego en la cancha fue parejo y ellos siempre buscaron tener llegadas que no pudieron concretar en el arco santista.

“Tenemos equipo para salir adelante, el que vio el juego ayer estará de acuerdo en nuestros aciertos y errores porque el manejo del partido estuvo muy parejo. Tuvimos la pelota y llegada al arco rival, ellos fueron concretos y nosotros no”.

A pesar de la ventaja amplia que consiguió la escuadra de la Comarca Lagunera sobre las Águilas, el Piojo no se da por vencido y ese es el pensamiento en el resto de la plantilla.

“Vamos a salir a darlo todo, no hay mañana si no salimos a darlo todo.

Me ilusiona que el equipo tiene 90 minutos, esto no se ha acabado”.

América entrenará esta tarde en las instalaciones de Coapa con el fin de recuperar a los jugadores y mañana preparar la estrategia para el partido del domingo en el Estadio Azteca.

Fuente: www,mediotiempo.com