La marca, que se posicionó como sinónimo de calidad, va por nuevos fans con una renovada línea de móviles.

En los últimos 30 años, Nokia ha vendido cerca de 5 mil millones de teléfonos móviles.

Tras probar en 2013 una línea de smartphones con Windows Phone, la firma quedó rezagada ante otros jugadores. Ahora, una startup finlandesa busca llevarla de nuevo a la gloria.

HMD, startup fundada por exempleados del gigante, se alió a finales de 2016 con Nokia para desarrollar nuevos celulares. Pekka Rantala, vicepresidente ejecutivo y director de marketing de HMD, señala que vendieron 17 millones de teléfonos en su primer año y medio, y en 2018 buscan superar esa cifra.

“Somos una empresa muy pequeña y joven en comparación con los otros competidores. En cuestión de recursos y de infraestructura, no somos tan fuertes como otros, pero venimos con una propuesta muy fresca en la industria basada en la alianza”, señaló el directivo en entrevista para El Financiero.

“Creemos que es clave juntarnos con los mejores socios que tiene la industria, es por eso que trabajamos con Google, no solo para Android sino para diversos servicios. Con Nokia no solo por la fuerza de la marca sino por la tecnología que ellos crean”, añadió el directivo.

Rantala contó que, el 1 de diciembre de 2016, HMD lanzó 11 modelos, con un total de 1.8 mil millones de euros recaudados en el mundo a la fecha.

La apuesta de la empresa, indica Rantala, no es únicamente los teléfonos de gama alta, sino que busca brindar opciones para aquellos que están por dar el paso de los teléfonos básicos o ‘feature phones’ a un teléfono inteligente.

“Se han vendido en la historia más de 5 mil millones de teléfonos Nokia en el mundo. Si vas a México, Finlandia, China o Sudáfrica, la marca existe y significa algo en todas partes. Si volteas a ver por ejemplo lo que están haciendo los competidores asiáticos con productos de mucho respeto, esos nombres no significan aún algo para la gente”, dijo el directivo.

“Tenemos una marca cuya percepción es la misma en cualquier parte del mundo: calidad, confianza, simplicidad, uso fácil, durabilidad y resistencia. La marca es lo primero que nos va a ayudar a tener una entrada exitosa al mercado” agregó Rantala.

LAS NUEVAS APUESTAS

Nokia lanzó en mayo una nueva generación de móviles.

El Nokia 1, por ejemplo, es un dispositivo de introducción a los smartphones. Cuenta con Android Go, la versión de Android más actual para gama baja, y cada mes, el dispositivo envía una actualización del sistema al usuario con la intención de que no existan huecos y vulnerabilidades.

Por mil 999 pesos, el Nokia 1 ofrece un aspecto redondeado con una pantalla de 4.5 pulgadas, 1GB de memoria RAM y 8 GB de almacenamiento, cámara principal de 5 megapixeles y frontal de 2 MP; está fabricado completamente de plástico.

UN GIGANTE FINLANDÉS

Nokia es más antigua que Finlandia. La planta procesadora de pulpa de madera que marcó el inicio de la firma fue construida en 1865 cerca de la ciudad de Tampere, y el país logró su independencia en 1917.

A principios del siglo XX, ya se había ramificado en la producción y el cableado eléctrico, cables telefónicos, y botas y neumáticos de goma. En la segunda mitad del siglo, era un conglomerado que fabricaba de todo, desde televisores a máscaras de gas. En los 70, comenzó con radios policiales y militares. En 1982 lanzó un teléfono portátil, y a fines de los 80 empezó a dedicar más y más recursos al negocio de los teléfonos móviles.

Durante 14 años, reinó como el mayor fabricante mundial de teléfonos y era, a la par, un motor fundamental de la economía de Finlandia. El ocaso, sin embargo, fue rápido. Nokia se perdió la revolución de los smartphones y en 2012 perdió 4 mil millones de dólares. En 2013 acordó vender a Microsoft su negocio de telefonía.

En 2016, Microsoft vendió la división a una filial del fabricante de teléfonos chino Foxconn en sociedad con la finlandesa HMD, que desarrollan la nueva línea de móviles.

A la par, aunque Nokia se haya vuelto más pequeña, sigue siendo una empresa grande, con ingresos por 26 mil mdd en 2017; está dedicada a los componentes de la infraestructura que sustentan el internet móvil, como estaciones base móviles, y apuesta por el 5G.

Extractos de “¿En dónde diablos está Nokia?”, publicado en Bloomberg Businessweek México en julio de 2017*

Fuente: www.elfinanciero.com