El exmandatario Castro anunció por primera vez la necesidad de renovar la Constitución en 2011, luego de enfocarse en una serie de reformas económicas con mayor apertura a la inversión extranjera y a la pequeña empresa privada.

La Asamblea Nacional de Cuba comenzará la reforma a la Constitución nacional, en un proceso que dará respaldo legal a la apertura económica emprendida por el expresidente Raúl Castro, pero sin variar el carácter “irrevocable” del socialismo en la isla.

El tema más delicado en la agenda de la Sesión Extraordinaria del sábado es la aprobación de una comisión de diputados que elaborará un proyecto para actualizar la Constitución desde que fue adoptada por primera vez en 1976 durante la Guerra Fría.

El exmandatario Castro anunció por primera vez la necesidad de renovar la Constitución en 2011, luego de enfocarse en una serie de reformas económicas con mayor apertura a la inversión extranjera y a la pequeña empresa privada.

Algunas cláusulas de la actual Constitución, como la que prohíbe a los cubanos “obtener ingresos provenientes de la explotación del trabajo de otros”, estarán sobre la mesa de discusión entre unos 600 diputados del Parlamento.

“Cuba tiene que hacer cambios sustanciales en la Constitución que avalen la propiedad privada, el ‘cuentapropismo’ y el cooperativismo como parte de la economía cubana”, señaló Julio Pérez, un analista político y exeditor de la estatal emisora Radio Habana Cuba.

“En lo político tendrá que refrendar que los presidentes serán elegidos por cinco años y solo podrán ser reelectos por otros cinco”, dijo Pérez a Reuters.

Los plazos de tiempo y edad para los dirigentes del país fueron anunciados entre las medidas propuestas por Castro, de 86 años, antes de entregar la presidencia en abril al nuevo mandatario cubano, Miguel Díaz-Canel, de 58, tras encabezar el Gobierno por dos períodos sucesivos de cinco años.

La Constitución fue modificada por última vez en 2002 para decretar que el socialismo es “irrevocable” en Cuba. Durante la transferencia del poder en abril, Castro reiteró que el Partido Comunista seguirá como “la fuerza dirigente superior de la sociedad y el Estado”, según la Constitución de 1976.

Castro, quien cumplirá el domingo 87 años, seguirá como jefe del gobernante Partido Comunista hasta 2021.

Una de sus hijas, Mariela, directora del Centro Nacional de Educación Sexual, dijo en mayo que está impulsando una campaña para que se reconozca el matrimonio entre personas del mismo sexo en la nueva Carta Magna.

/www.forbes.com.mx