Los aranceles sobre el acero y aluminio impuestos a las importaciones de Canadá, México y Europa –y la promesa que hicieron esos socios comerciales de Estados Unidos de tomar represalias– afectarán a la economía estadounidense.

Cualquier persona se verá afectada aun cuando su negocio no tenga nada que ver con los rollos de aluminio ni barras de acero, publicó CNN.

Primero, es muy probable que aumente el precio de algunos productos que todos compran.

Ambos metales representan una materia prima crucial para los autos, aviones, aparatos eléctricos que son fabricados en Estados Unidos. La industria de la construcción, petróleo y servicios los utiliza para las vigas, tubería y alambre, así como también para botes para alimentos y bebidas.

No se sabe cuántas importaciones van a desplomarse si Trump sigue aplicando esas tarifas. Expertos dicen que no se tiene idea de la cantidad de esos metales que puede suministrar la industria estadounidense, que actualmente se importa del extranjero, ya que habría que volver a poner en funcionamiento las fábricas que están cerradas, lo cual sería difícil, caro y podría tomar años en algunos casos.

Eso significa que los fabricantes tendrán que seguir importando esos materiales y pagar las tarifas. Eso aumentará los costos, haciendo que los productos sean menos rentables, y se les aumentan el precio, serán menos competitivos.

Aun cuando los fabricantes estadounidenses adquieran aluminio y acero doméstico, esas empresas podrían aumentar los precios debido a que no tendrán que preocuparse mucho de la competencia de importaciones a bajo precio.

Además, es muy probable que la disputa comercial entre esos importantes socios no se detanga con esos productos.

México y la Unión Europea se comprometieron a tomar represalias en contra de productos estadounidenses, imponiéndoles sus propias tarifas.

Por ejemplo, cuando se anunciaron los aranceles al aluminio y acero en el mes de marzo, Europa dio señales de que estaba preparada para tomar acción, enfocándose en las motocicletas Harley Davidson, el whiskey bourbon y los jeans de Levi’s.

Los agricultores también podrían resultar afectados por las tarifas impuestas en las exportaciones de alimentos.

Es probable que los aranceles también afecten el valor del ahorro para la pensión, debido a que la guerra comercial es una mala noticia para las acciones estadounidenses. El Dow Jones bajó más de 200 puntos al medio día del jueves.

diario.mx