Senadores de EU pasaron una moción para que el Congreso tome un rol en las determinaciones de seguridad establecidas en la ley bajo la que Trump impuso aranceles.

Se trata de las determinaciones establecidas bajo la Sección 232 de la Ley de Expansión Comercial de 1962, una de las principales ‘armas comerciales’ del presidente Trump bajo la que se establecieron los aranceles.

La moción fue pasada con 88 votos a favor y sólo 11 en contra. De esta última cifra todos los votos fueron por parte de senadores republicanos.

“El Senado habló fuerte y claro expresando su apoyo mayoritario a nuestros esfuerzos para asegurarnos que el Congreso juegue un papel apropiado en el rol de la implementación de tarifas designadas por seguridad nacional”, dijo Bob Corker, presidente del Comité de Relaciones de Exteriores del Senado, en un comunicado.

El representante estadounidense aseguró que las tarifas que han sido establecidas recaen también en los ciudadanos de su país, quienes ya han empezando a sentir los efectos de una “política comercial incoherente”.

Por otro lado, el senador Pat Toomey comentó que la administración presidida por Trump está cometiendo un error al usar la seguridad nacional como pretexto para imponer tarifas siderúrgicas a los aliados.

“No hay amenaza a la seguridad. Hemos cometido un error en las recientes décadas cuando cedimos esta responsabilidad constitucional al Ejecutivo… y ahora estamos viendo cómo se paga el precio mientras la administración, creo, está usando mal esta importante herramienta”, dijo Toomey en el Senado.

Por otro lado, David Purdue, uno de los 11 senadores republicanos que se opusieron a la medida, criticó el que se le estuvieran “atando las manos” al presidente con este movimiento legislativo.

“Necesitamos darle a este presidente y a cada futuro presidente, francamente, espacio para negociar… necesitamos darle espacio para que tenga éxito para los trabajadores americanos y las compañías americanas”, dijo Purdue en el Senado.

Fuente: www.elfinanciero.com