Científicos de la Universidad de Sheffield, Inglaterra, inyectaron un analgésico elaborado parcialmente con botox en ratones macho que padecían dolor, obteniendo resultados positivos.

Científicos desarrollan un analgésico elaborado parcialmente con botox para aliviar dolores a largo plazo, ya que dicha sustancia actúa directamente en las células mensajeras de dolor, o al menos así ocurrió en ratones, reporta la revista británica Science News.

El estudio publicado en el diario científico Science Translational Medicine se llevó a cabo en ratones, los cuales recibieron una única inyección espinal del analgésico y mostraron signos de alivio de dolor durante el proyecto. Los investigadores aseguran que tales analgésicos podrían desarrollarse, algún día, para los humanos como alternativa a medicinas adictivas, como los opiáceos.

El botox se compone de la bacteria clostridium botulinum y se inyecta en las personas para eliminar líneas de expresión causadas por la edad. Además, se usa para tratar síntomas en músculos hiperactivos como espasmos, al igual que para reducir migrañas.

Según científicos de la Universidad de Sheffield, ubicada en Inglaterra, la toxina botulínica puede evitar que ciertas células nerviosas se comuniquen entre ellas en un máximo de cinco meses con cada inyección, “localmente se inyecta menos de una milésima de gramo, lo que es útil para evitar cualquier respuesta inmune”, comentó el bioquímico de la universidad, Bazbek Davletov.

En el estudio, los científicos inyectaron el analgésico basado en la toxina botulínica, al que llamaron SP-BOT, en el fluido espinal de ratones machos con dolor, debido a daños en los nervios. La sustancia quitó el dolor después de tres días de la inyección y el alivio duró el resto del proyecto, informó Science News.

El equipo midió la eficacia de los analgésicos pinchando las patas de los animales con filamentos de plástico de diferentes diámetros. Los ratones con dolor retiraron sus patas de los filamentos más finos, dice Davletov, mientras que los ratones con alivio del dolor no las retiraron hasta que los pincharon con filamentos más gruesos; el mismo comportamiento se presentó en ratones sanos.

Los investigadores también crearon una nueva fórmula llamada DERM-BOT, que actúa directamente en los receptores opioides de las células nerviosas con dermorphin, un opioide natural secretado por la piel de una rana arborícola sudamericana.

El DERM-BOT inyectado en ratones con daño nervioso se activó de inmediato y luego alivió el dolor de los roedores durante más de tres semanas. La droga también fue efectiva para disminuir las molestias de lesiones que producen inflamación, explicó el estudio.

Además, la inyección de medicamentos normales en ratones sanos no causó problemas de movilidad, lo que significa que las medicinas no actúan directamente en las células nerviosas que controlan el músculo, como lo hace el Botox.

La neurocientífica Luana Colloca de la Universidad de Maryland en Baltimore, que no formó parte del estudio, comentó a Science News que el SP-BOT es un candidato prometedor para futuras investigaciones en humanos, aunque debe probarse en ratones hembra. “Realmente necesitamos saber si esta información también puede aplicase a mujeres con dolor”, agregó Colloca.

Fuente: www.elfinanciero.com