José Ramón Amieva explicó que el DRO del Colegio Rébsamen autorizó un departamento que no correspondía a las capacidades estructurales al colegio.

Por otro lado, el mandatario ordenó una revisión minuciosa a todo el sistema de Alerta Sísmica (SAS) y Cámaras de la Ciudad de México.

El jefe del Gobierno de la Ciudad de México, José Ramón Amieva, aseguró que la detención de Director Responsable de Obra (DRO) del Colegio Rébsamen, Juan Mario Velarde Gámez, se debió a que autorizó un departamento y otras obras sobre la estructura que no soportaba más peso, lo que derivó en su colapso durante el sismo del 19 de septiembre del año pasado.

Explicó que el DRO del Colegio Rébsamen, aprehendido el 22 de julio, fue vinculado a proceso y se levantó una orden de aprehensión en su contra. Amieva señaló que “como DRO (Velarde) autorizó un departamento que no correspondía a las capacidades estructurales al Colegio. Además las diversas ampliaciones y modificaciones a la estructura del Colegio que es muy probable que hayan generado el colapso. Esa fue la valoración que se tuvo por parte del juez”.

En entrevista, aseguró que al iniciar su proceso el DRO, tendrá que aportar lo que en su defensa convenga, mientras que el gobierno capitalino, por parte de la Procuraduría aportará lo que corresponda para acreditar la imputación, realizada por responsabilidad por la autorización del departamento, de las modificaciones que generaron peso y cargas adicionales que propiciaron el colapso.

El pasado 22 de julio, Juan Mario Velarde fue detenido por elementos de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) capitalina en el estado de Querétaro, por el delito de homicidio de 26 personas entre ellos 19 niños que fallecieron al colapsarse la estructura de la mencionada escuela.

Pide Amieva revisar alertas sísmicas
Por otro lado, el mandatario ordenó una revisión minuciosa a todo el sistema de Alerta Sísmica (SAS) y Cámaras de la Ciudad de México. Solicitó que se informe cada 15 días sobre las pruebas de mantenimiento que se realicen para evitar más fallas como a del pasado 19 de julio.

En entrevista, instrruyó al personal del C5 “que se revisen desde los cables que conectan con el sistema, hasta el sistema de replicación, el sistema de altavoces, hasta la calibración de la intensidad en cuanto a decibeles de aviso, y que se vayan haciendo pruebas continuas, como sistema integral hay que ver si están funcionando las cámaras, si está funcionando el sistema sonoro, si están funcionando los botones de pánico y se informará del mantenimiento y funcionalidad de manera quincenal”.

Amieva aseguró que no se realizará un simulacro para probar la eficiencia del SAS, para no generar pánico en la ciudadanía, por lo que expuso a la población que “si reciben el sonido de alerta sísmica efectivamente es una alerta, no se tratará de ningún simulacro”.

Fuente: www.elfinanciero.com