EL AMIGO

92

Por: MELITON GUEVARA CASTILLO.

EL AMIGO

La política, al menos en México y sobre todo en Tamaulipas, se hace con los amigos: los amigos de quienes gobiernan son los que tienen, en cierta medida, la oportunidad de saborear las mieles del poder, sus ventajas, beneficios y prebendas. Basta con observar lo que ha sucedido, por decir, en los tres últimos sexenios de gobiernos priistas y, obvio, el primero de los panistas: el reclutamiento político es consecuencia de lazos familiares y de amistad.

Y, entiéndase, no puede ser muy diferente con los que llegan al poder. Por eso, en las pláticas de café, en las especulaciones, se trazan una y mil conjeturas para tamaulipecos, en relación, sobre quien es más cercano o quien, de los morenos, puede ser el próximo candidato a gobernador. Los nombres, obvio, están al alcance de todos, sin embargo, hay que revisar las circunstancias.

¿FUERTE Y DEBIL?

En este momento el hombre, o tamaulipeco, más fuerte y cercano a  Andrés Manuel López Obrador debiera ser Héctor Martín Garza. Fue el primero, digamos de todos, que tuvo la oportunidad de representar a los morenistas de la entidad; fue el candidato a gobernador en el 2016. Perdió, los votos que obtuvo fueron, pocos… y es que en las encuestas MORENA como partido tenia mejor intención del voto que El Guasón. Así, de ser el hombre fuerte, se fue transformando en el más débil.

Buena parte de los políticos se sobrevaloran y creen, están plenamente convencidos, de que tienen imagen, de que pueden sacudir la conciencia de la población. Y nada, Héctor Martín no avanzo en su lucha por la gubernatura. Así, siguió siendo el referente de MORENA, pero en el 2018 ya no le alcanzo para una candidatura. Espera, ahora, que a partir de diciembre AMLO le conceda una posición de gobierno, obvio, para no vivir en el error.

AMERICO Y EL JR.

Para muchos en este momento Américo Villarreal Anaya y José Ramón Gómez Leal son los hombres fuertes del morenismo para la próxima elección a gobernar. La cuestión es que, uno ni otro, puede presumir de contar con un capital político que lo haga poderoso. Américo, es cierto, es el senador por Tamaulipas; por tal circunstancia, tiene la posibilidad  la oportunidad, de seguir creciendo. Tiene tres años para construir una candidatura. No puede, como ahora, siempre depender del efecto AMLO.

José Ramón Gómez Leal esta firme para ser el superdelegado en la entidad. Sera un hombre poderosos; tiene, sin embargo, el estigma de que en dos ocasiones pretendió ser el alcalde de Reynosa y en ambas fue derrotado. Tendrá que hacer, obvio, un trabajo intenso, cumplir la encomienda de AMLO de no robar, no mentir y no traicionar y consolidarse en la lucha por la candidatura que hoy ostenta Francisco Javier García Cabeza de Vaca.

CANDIDATO O GOBIERNO.

Como bien dicen Américo no está solo en el ruta a la gubernatura… ya tiene adversarios y los que se anoten de aquí a la elección o definición. Sin la menor duda: Américo, José Ramón Gómez Leal, Héctor Martin Garza, entre otros, se consideran amigos de AMLO. Son quienes, cuando el Presidente electo anda en Tamaulipas, lo acompañan, lo cuerpean. Pero no son los únicos tamaulipecos que están cerca, en el ánimo de Andrés Manuel López Obrador: Rodolfo González Valderrama desde el 2015 y en estos días ha estado presente en la lucha, en la trinchera, y el Presidente lo presenta como un orgullo de Tamaulipas.

El triunfo de MORENA, de AMLO y sus candidatos en la entidad, son parte de las consecuencias de la operación política que a partir de 2015 realizo Rodolfo en Tamaulipas. Fungió como operador, reclutador político, y lo hizo bien, por eso cuando puede –sobre todo en Tampico-, el Presidente electo hace su presentación como un talentoso abogado y politólogo. Un día AMLO les pregunto a 4 tamaulipecos, entre ellos Rodolfo: ¿Qué quieren? ¿Candidatura o gobierno? Y Rodolfo escogió gobierno… así que, no dudemos,  que a partir del 1 de diciembre este en un cargo de la administración publica federal.

PROTAGONISTAS.

RODOLFO GONZALEZ VALDERRAMA. Fue titular del Centro de Estudios Municipales en Tamaulipas, en el gobierno de Américo Villarreal Guerra; en sus estudios de maestría se vincula con Ricardo Monreal y, a partir de ahí, hacen mancuerna: fungió como representante del gobierno de Zacatecas en el Distrito Federal; su último cargo fue Jefe de Desarrollo Delegacional en la Cuauhtémoc y, a la postre, fue delegado sustituto. Y sus méritos como operador político en Tamaulipas ya se conocen y sus resultados fueron óptimos. No le apetecen las candidaturas, pero bien que tiene experiencia en la Administración Pública.

Comentarios:

meliton.guevara@hotmail.mx

http://melitonguevara.blogspot.mx/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here