Chema Rodríguez confiesa que aún se siente sorprendido por ser el retratista de los reyes Juan Carlos y Felipe de España.

El paso de Chema Rodríguez por las cortes del mundo inició en Suecia y no, como podría esperarse, en su natal España. Ahora mismo, después de pasar unos días en México, donde inauguró una muestra la noche del jueves en la galería de arte Baga 06, viajará a Suecia a terminar los retratos de algunos primos del rey Carlos Gustavo.

“Si me preguntan cómo se consigue pintar a los reyes no tengo una respuesta. Supongo que como resultado de una trayectoria profesional como en cualquier otra área”, explica el artista sevillano, con más de veinte años de trayectoria que comenzó pintando paisajes y cambió las inclemencias del trabajo a la intemperie por la intimidad del retrato.

Originario de Triana, un barrio popular de Valencia, Chema Rodríguez confiesa que aún se siente sorprendido por ser el retratista de los reyes Juan Carlos y Felipe de España.

“Es impresionante, pero lo más maravilloso es que descubrí que hasta el rey de España tiene como fin último ser feliz, ser respetado, servir a los demás, ser querido y estos sentimientos los tenemos todos. La finalidad única de la gente es sentirse pleno y que cuando llegue la hora de la muerte estar verdaderamente contento con tu vida. Da igual quién seas. Además, siempre puedes ser el rey para alguien”, dice en entrevista previa a la apertura de su primera exposición en México.

La galería de Herminia Álvarez, que abrió en abril pasado, exhibe retratos pintados por Chema Rodríguez de toreros como Antonio Ordoñez, Ricardo Torres Bombita y Antonio Bienvenida, pero, explica el artista, los cuadros no tienen que ver sólo con la fiesta brava, sino con la vida.

“Lo que un torero experimenta en la plaza en una tarde es lo que la mayoría de los mortales vamos a experimentar -con suerte-, el resto de nuestra vida. Yo quiero contar con cada torero una emoción que pertenece a esa figura de héroe de sacrificio que a todos nos va a tocar experimentar en la vida; miedo, orgullo, la muerte -que es tan importante en el sacrificio taurino-, el éxito, gestionar el ego; en fin, las grandes emociones que suceden en la plaza con los toreros y, que el resto viviremos en la vida”.

Rodríguez asegura que sus cuadros no son resultado sólo de su mirada, sino del contacto con sus modelos.

“La mirada de frente es insustituible. La energía que te da saber que es de verdad no te lo da nada. Yo veo en el otro su esencia y eso me ayuda a verme a mi mismo y ser una mejor persona”.

Qué: Chema Rodríguez. Retratista de la realeza

Dónde: Baga 06. Pedro Luis Ogazón 59, San Ángel

Horario: Lunes a viernes, 9:00 a 18:00 horas. Fines de semana sólo con cita al e-mail: contacto@baga06.com

Fuente: www.elfinanciero.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here