Otra de las sanciones podría ser que tendrán que dejar de operar, pero éstas se aplicarán después de los días de recorte de agua.

Las compañías dedicadas a la distribución de agua con pipas que incurran en aumentos de precios u otro tipo de irregularidades, en el marco del recorte del recorte agua en la Ciudad de México y el Estado de México, podrían llegar a pagar hasta 2 millones 700 mil pesos (2.7 mdp), que es la máxima sanción económica que prevé la ley para estos casos.

“La mínima (multa en estos casos) es la inmovilización del producto o de la pipa en su caso. La máxima económica es de 2 millones 700 mil pesos, para la compañía y barato no es”, expuso Rogelio Cerda, titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), al ser entrevistado en el marco de la firma de un convenio con la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO).

De ser necesario, la Profeco aplicará las sanciones en días posteriores a los cortes para no afectar a la proveeduría de agua para la CDMX.

“Si tenemos en la Ciudad de México 15 compañías que se dedican a la distribución de agua vía pipas, mucho daño le hacemos al mercado si cerramos tres; levantaremos las actas y la sanción la aplicaremos pasada la crisis”, expuso Cerda.

Asimismo, informó que estarán monitoreando los precios del agua embotellada, de garrafón y la que se vende a granel.

“Estamos vigilando todo el consumo de agua en cualquiera de sus formas, incluso la no potable estamos pensando si entramos o no en la no potable”, agregó.

El funcionario aseguró que hasta el momento no han recibido ninguna queja por el tema del agua, a pesar de ello, contarán con 100 inspectores del área de verificación en el marco de las fechas del corte para atender cualquier queja que surja.

Fuente: www.elfinanciero.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here