En promedio, comercializó 771.7 mil barriles de enero a septiembre de 2018

El aumento en precios de gasolinas y diésel en los primeros nueve meses del año, le costó a los mexicanos 96 mil 906 millones de pesos.

El efecto precios a los combustibles automotores que se distribuyen al público al través de las 11 mil 531 estaciones de servicio, impulsó al alza los ingresos de Petróleos Mexicanos (Pemex), aunque colocó menos producto en el mercado.

Durante ese periodo, la petrolera, que sigue siendo el principal comercializador de combustibles automotores, aumentó sus ingresos por la venta de gasolinas en sus tipos Magna y Premium así como diésel en 96 mil 906 millones de pesos, en comparación con el mismo periodo del año pasado.

Pemex comercializó a través de las estaciones de servicio, clientes que forman parte de la Franquicia Pemex y empresas que operan con marca propia, pero le siguen comprando a la empresa productiva un promedio de 771.7 mil barriles diarios de gasolinas en sus dos tipo, entre el 1 de enero y 30 de septiembre, 18 mil barriles menos que en el mismo periodo del año pasado.

Otra parte, todavía pequeña, de la demanda la cubren gasolineras que operan con marca propia. Al 30 de septiembre, 980 venden combustibles de otras empresas.

No obstante, no toda la gasolina consumida fue producida en el país. Reportes operativos de Pemex detallan que el Sistema Nacional de Refinación aportó en promedio 217.82 mil barriles diarios para satisfacer la demanda nacional.

Las importaciones alcanzaron un promedio de 592.6 mil barriles por día, representando 76.8% de la demanda interna, lo que significa que actualmente la mayor parte de los combustibles automotores empleados en el parque vehicular a gasolina, son producidos fuera del país.

Por este tipo de combustible, México pagó en promedio durante los primeros nueve meses del año, 86.97 dólares por barril, lo que también contribuyó al alza de precios.

vanguardia.com.mx

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here