Según un estudio de Euromonitor International, el país asiático tendrá un mayor número de visitantes debido a que las personas han aumentado su capital para viajar.

China está destinada a superar a Francia como el destino turístico número uno del mundo para 2030, a medida que la creciente clase media asiática está dispuesta a gastar más en viajes, según los expertos del grupo de investigación de mercado Euromonitor International.

El total de viajes este año en todo el mundo será de mil 400 millones, un aumento de 5 por ciento en comparación al año pasado, precisó un informe publicado el martes por Euromonitor International durante una conferencia del sector en Londres.

La empresa, una de las más importantes de investigación de viajes, agregó que el crecimiento más fuerte de lo anticipado en varias de las economías más grandes significa que los gastos de turismo aumentarán aún más, en 11 por ciento.

Para 2030, se espera que la cifra de viajes internacionales aumente en otros mil millones, lo que corresponde a 2.6 billones de dólares en ingresos. Se pronostica que China haya superado a Francia para entonces como el destino número uno del turismo del mundo.

Gran parte del auge sostenido de los viajes y el turismo, que ha superado el crecimiento de la economía mundial durante ocho años, se centra en la región de Asia y el Pacífico, donde se prevé que los viajes aumenten en 10 por ciento este año.

La región se ha beneficiado con unas economías en rápido crecimiento, así como de una clase media en expansión que busca gastar sus ingresos disponibles en la recreación.

El analista principal de viajes de Euromonitor, Wouter Geerts, dijo que el proceso gradual de flexibilización de las restricciones de visado ha facilitado los viajes en la región, ya que el 80 por ciento de las llegadas de turistas en Asia proceden de ella.

Agregó que los eventos deportivos probablemente impulsarán aún más la región, con Tokio como sede de los Juegos Olímpicos de Verano de 2020 y Beijing como sede del certamen de invierno de 2022.

“El turismo es un pilar clave de la economía china y se han hecho muchas inversiones para mejorar la infraestructura y los estándares, además de políticas e iniciativas favorables al turismo”, afirmó.

Otros puntos fuertes del pronóstico corresponden a la recuperación del turismo en países como Egipto, Túnez y Turquía, que decayó mucho en los últimos años en gran parte debido a problemas de seguridad.

Egipto en particular parece ir bien, después de un largo período de declive relacionado sobre todo con la agitación política desde el levantamiento popular de 2011 y el derribo de un avión de pasajeros ruso sobre la península del Sinaí en 2015 por una filial del grupo Estado islámico, que causó la muerte de 224 personas.

Aunque las reservas de turismo en Egipto subieron 134 por ciento en 2017-18 con respecto al año anterior, según Euromonitor, este sector sigue estando muy por debajo de lo que estaba en 2010.

Las cifras del Gobierno egipcio muestran que 8 millones de turistas visitaron el país el año pasado, muy por debajo de los 14 millones de visitantes registrados en 2010.

Fuente: www.elfinanciero.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here