El Índice Nacional de Precios al Consumidor registró una variación mayor a lo estimado por analistas consultados por Bloomberg.

Luego de cinco meses consecutivos de alzas, la inflación anual tomó un respiro, al registrar una variación de 4.9 por ciento a tasa anual durante octubre, su nivel más bajo en tres meses, informó el INEGI.

Aunque el objetivo inflacionario de 3.0 por ciento (+/- 1 punto) fijado por el Banco de México no será alcanzado durante este año, la inflación de octubre retomó su trayectoria a la baja, para tratar de ubicarse en 4.6 por ciento, nivel esperado por el mercado para el cierre de 2018.

El dato de la inflación es el más alto desde agosto de este año, cuando el índice registró una variación de 4.9 por ciento a tasa anual.

Además, la cifra fue mayor a lo esperado por el sondeo de analistas consultados por Bloomberg, que anticipó una variación de los precios de 4.89 por ciento.

Desde enero de 2017, la inflación ha rebasado el objetivo del Banco de México (3 por ciento +/- 1 punto porcentual).

A pesar de la desaceleración observada en octubre, Elizabeth Puente, directora de inversiones de Private Capital estima que el próximo 15 de noviembre, el Banco de México incrementará la tasa de interés objetivo en 25 puntos base.

“Con este movimiento en la tasa, el Banco de México daría mayor certeza y confianza a los inversionistas, evitando la salida de capitales, además de que mitigaría depreciaciones adicionales en el tipo de cambio y por ende, disminuiría el impacto inflacionario dentro de la economía”, comentó la especialista.

Durante el décimo mes del año, se elevó la preocupación por el comportamiento de la inflación subyacente, que es aquella que contempla el desempeño de los bienes y servicios de consumo, eliminando los precios de agropecuarios y las tarifas de energéticos y de transporte, al registrar una variación de 3.73 por ciento anual, su mayor nivel en siete meses.

El comportamiento al alza del componente subyacente se derivó del incremento observado en la balanza de mercancías (3.98 por ciento) y los servicios (3.48 por ciento), porque ambos componentes se ubicaron por arriba de lo registrado en septiembre.

La inflación no subyacente se moderó de un incremento anual de 9.15 por ciento reportado en septiembre, a 8.50 por ciento en octubre, pero aún se encuentra en niveles elevados y ha sido impulsada principalmente por el repunte en los precios de los energéticos, particularmente por las gasolinas y el gas doméstico.

Joan Domene, analista económico de Grupo Financiero Invex, consideró que la desaceleración de la inflación anual se vio más favorecida por una alta base de comparación y en segundo plano por el ligero descenso en las presiones del rubro no subyacente.

“La acumulación de choques temporales sobre los precios energéticos y la debilidad del peso limitaron una rápida desaceleración de la inflación general y la subyacente”, puntualizó el especialista.

Al interior de la inflación no subyacente se pudo observar un aumento en los productos agropecuarios, al pasar de 1.22 por ciento en septiembre a 2.43 por ciento en octubre, aunque el balance mensual fue compensado por la disminución mostrada por los energéticos y las tarifas autorizadas por el gobierno, pues el incremento de precios pasó de 14.47 a 12.62 por ciento a tasa anual.

Durante el décimo mes del año, los productos relacionados con energéticos que más le ‘pegaron’ a la inflación fueron la electricidad con un incremento de 17.82 por ciento, la gasolina magna, con un alza de 1.1 por ciento y el gas LP con un aumento de 0.9 por ciento.

Mientras que por el lado de los productos agropecuarios, el tomate verde subió sus precios en 25.15 por ciento, seguido del jitomate con 10.12 por ciento, aunque estos incrementos se compensaron con las disminuciones observadas en la naranja (23.07 por ciento), papa (16.93 por ciento), pepino (12.38 por ciento), limón (10.18 por ciento), el aguacate (9.06 por ciento) y la cebolla (2.49 por ciento).

La inflación estatal ubicó a Ciudad Acuña, Coahuila, como la entidad con el mayor incremento mensual de precios, con un 3.94 por ciento, seguido de Monclova y Tampico, que registraron 2.08 por ciento y 1.89 por ciento, respectivamente.

En su variación mensual, la inflación aumentó 0.52 por ciento, mientras que el componente subyacente aumentó 0.31 por ciento y el no subyacente subió 1.15 por ciento.

Fuente: www.elfinanciero.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here