Las 6 infidelidades que perdonó la Reina Isabel; vivió calvario peor que el de Lady Di

308

La soberana siempre supo de ellas.

El día de ayer la Reina Isabel y su marido cumplieron 71 años de casados, pero luego de este episodio varios medios internacionales han traído al presente las seis infidelidades que la monarca perdonó durante todos estos años.

omo todos sabemos, para Isabel el deber siempre ha estado antes que el placer y como jefa de la iglesia anglicana por supuesto el divorcio nunca fue una opción para ella.

La posibilidad de generar un escándalo mayúsculo con una separación nunca la contempló, en cambio prefirió soportar con gran estoicismo las infidelidades de su marido antes que generar una crisis mayúscula en el Reino Unido y su iglesia.

Según se cuenta, la Reina siempre supo de las aventuras amorosas del padre de sus cinco hijos y como era de esperarse, el Duque de Edimburgo siempre volvía a Palacio tras cometer cada una de ellas.

DAPHNE DU MAURIER, LA ESCRITORA

Estaba casada con el lugarteniente Frederik Arthur Motague Browning, quien trabajaba en el oficiaba del Duque de Edimburgo. Fue ahí donde surgió el flechazo, estando ambos casados.

Ella era una conocida escritora cuyas obras inspiraron películas como Jamaica Inn y Los Pájaros de Alfred Hitchcock.

Su carácter abierto e inteligencia aguda fueron dos de los atractivos que le atrajeron al esposo de la reina.

PAT KIRKWOOD, LA ACTRIZ

Su romance con el el esposo Isabel II llegó a la prensa de aquella época lo que enfureció al rey George VI, su suegro.

Pat era una actriz muy recurrente en los cabarets donde interpretaba papeles algo atrevidos. Fue durante una de sus presentaciones en el London Hippodrome cuando un amigo de Felipe los presentó en su camerino.

Según la crónica social de aquella época, Pat y Felipe cenaron y desayunaron juntos. Lo cual fue todo un escándalo.

HÈLÉNE CORDET, LA EMPRESARIA

De origen francés, Hèléne también provenía de una familia noble de Francia. La relación con esta francesa siempre fue muy diferente al de sus otras amantes.

Felipe se desvivió por ella, siempre la apoyó en su carrera como actriz e incluso la ayudó abrir un cabaret.

Pero lo más sospechoso de esta relación es que la convivencia era tan cercana que el día de su boda fue Felipe quien la llevó al altar y también ejerció de padrino de los dos hijos de la actriz, Louis y Max, quienes estudiaron en el mismo colegio que los hijos barones del Duque de Edimburgo, Carlos Andrés y Eduardo.

ALEXANDRA DE KENT, LA PRIMA POLÍTICA

Felipe de Edimburgo siempre llegó muy lejos en cuanto sus infidelidades, sin importarle absolutamente nada más que su deseo de divertirse.

La princesa Alexandra de Kent es nada más y nada menos que la prima-hemana de Isabel II, 11 años menor que la soberana y dama de honor de la Reina en su boda con el Duque de Edimburgo.

PATRICIA KLUGE, LA BAILARINA DE ORIGEN DUDOSO

Ella dominaba el arte de la danza del vientre y trabajó en algunos de los centros nocturnos más conocidos de Liverpool. También probó suerte en películas porno donde dejó claro que tenía cierto talento que atraía a importantes hombres de negocios como su esposo, el multimillonario estadounidense John Kluge.

Su posición privilegiada como Señora de Kluge, la colocó en los principales círculos sociales de toda Europa.

Se sabía que John por complacer a su esposa hacía todo lo inimaginable como pagas 50 mil libras esterlinas para que Patricia pudiera hacer uso de las caballerizas de Sandringham, residencia de invierno de la Reina.

Fue ahí donde coincidió un día con Felipe con el que vivió un gran amorío a escondidas de su esposo.

LADY PENNY BRABOURNE, SU GRAN AMOR

El Daily Mail aseguró que el buen semblante y la salud de hierro de Felipe de Edimburgo se le debe a Lady Penny.

Felipe y Lady Jenny se conocieron en un partido de polo donde participaba el Duque de Edimburgo entonces de 55 años y ella de 22.

Poco tiempo después Lady Penny se casó con Lord Brabournem, ahijado del esposo de Felipe, pero como Lord también era gran aficionado a las faldas, el matrimonio no prosperó.

Fue cuando la relación entre Felipe y Lady Penny fue afianzándose al punto de convertirse en amantes.

www.soycarmin.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here