Rodrigo Londoño, máximo dirigente de la desmovilizada guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, canceló su visita por recomendación médica.

Rodrigo Londoño, máximo dirigente de la desmovilizada guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, canceló el viernes, por recomendación médica, un viaje a México para asistir a la toma de posesión de Andrés Manuel López Obrador.

La Justicia Especial para la Paz, el tribunal que investigará, juzgará y sentenciará a los responsables de los crímenes ocurridos en el conflicto armado, había autorizado a Londoño, de 59 años, a salir de Colombia entre el 30 de noviembre y el 4 de diciembre.

Londoño, más conocido como ‘Timochenko’, fue sometido en marzo de este año a una cirugía de corazón, que lo obligó a retirar su candidatura a la presidencia de Colombia. En julio de 2017 sufrió un accidente cerebrovascular que le afectó levemente el habla y la movilidad del brazo izquierdo, por lo que viajó a Cuba para recibir tratamiento médico y rehabilitación.

Desde entonces, los médicos le han restringido sus viajes dentro y fuera de Colombia.

“Acabo de pasar por unos procesos bien complejos, primero un accidente cerebro vascular y luego una operación a corazón abierto, tengo que cuidarme y no tengo recursos para llevar un médico que me acompañe”, dijo a periodistas al justificar su decisión de cancelar el viaje a México.

En representación de la FARC viajará Rodrigo Granda, otro dirigente de la exguerrilla invitado por el Partido del Trabajo de México.

Como parte del acuerdo de paz, unos 13 mil integrantes de las FARC, incluidos más de seis mil combatientes, depusieron la armas y conformaron un partido político en su proceso de reintegración a la sociedad después de un conflicto armado que dejó unos 260 mil muertos y millones de desplazados en más de medio siglo.

El partido de la FARC debutó en las elecciones legislativas de marzo y obtuvo una baja votación de alrededor de 50 mil sufragios. Sin embargo, tiene representación en el Congreso por el acuerdo de paz.

Fuente: www.elfinanciero.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here