La medición inteligente de el consumo de energía se perfila para ser clave en el futuro de las redes energéticas, que podría generar ahorros significativos.

El consumo de energía con la implementación de nuevas tecnologías en el futuro podría convertir a los consumidores en personajes que en lugar de consumir, aportan al cuidado del medio ambiente y la generación de energías renovables.

De acuerdo con Glenn Molano, director regional para Mexico, Centroamérica y el Caribe de Open Smartflex, los consumidores podrían convertirse en ‘Prosumidores’, es decir, aquellos que no consumen continuamente sino que aportan recurso a la red mediante información que puede generar ahorros significativos.

En entrevista indicó que el futuro en el consumo de energía está en los medidores inteligentes. Dichos dispositivos, que ya desarrolla la empresa y que busca implementar en países de Latinoamérica, ayudan a las empresas a configurar de forma simple las tarifas correspondientes a los procesos de consumo energético y los patrones de consumo, evitando altos flujos o picos energéticos y desperdicios.

Señaló a El Financiero que los medidores inteligentes le ayudan a las empresas a tener información en tiempo real de sus consumidores de energía en el hogar y en la industria. Lo anterior permite conocer y entender que los esquemas de consumo cambian incluso de acuerdo a la hora y al día de la semana.

“Las empresas pueden generar mayores incentivos de consumo. Si las redes se mantienen conociendo los picos de consumo en los que se dispara el consumo energético por ejemplo por la mañana, o a las 18:00 horas a las que todo mundo llega a su casa, prende luces y electrodomésticos y se dispara el consumo”, dijo.

“Tener esa información puede generar nuevos patrones de consumo hacia los clientes, como incentivar a utilizar la lavadora a las 01:00 AM por que el kilovatio es más barato. Pero no se puede lograr sin un sistema comercial que se integre con la medición inteligente”

Dijo que de esa forma, el usuario evita los picos de energía y se evita que las tarifas suban con ahorros de hasta 30 por ciento en su consumo. Es decir, se convierte en un ‘Prosumidor’ que no solo consume, sino que aporta.

Glenn Molano señaló que actualmente los medidores inteligentes se han implementado mediante programas piloto en Colombia y Costa Rica. Indica que en alrededor de 5 años podrían ser un dispositivo que forma parte del ‘mainstream’ y que no sea visto solo como un ‘feature’ innovador sino como una necesidad.

La regulación chilena, indicó, también prevé que en 5 años la medición de energía inteligente sea solamente a través de medidores inteligentes.

“La medición inteligente permite tener información en tiempo real que permite trabajar con soluciones de analítica y predecir para hacer mejores planes en la red e incluso de estímulo para los usuarios”, dijo Glenn Molano.

“Para las empresas significa la posibilidad de controlar los fraudes. Puedo saber en qué zona de qué ciudad tengo volúmenes de servicio muy altos y cuanto estoy logrando facturar para conocer mejor el patrón de pérdidas comerciales y de pérdidas técnicas. También evidencio que no tengo perdidas solo por usuarios conectados irregularmente sino por fugas o fallas en la red que me generan desperdicio de ese servicio”, explicó.

Los medidores inteligentes constituyen un primer paso para que los usuarios conozcan los detalles de su consumo. Sin embargo, el segundo paso hacia la evolución energética busca contribuir aún más al cuidado del medio ambiente por medio de la implementación de paneles solares, concluye Open Smartflex mediante un comunicado.

Fuente: www.elfinanciero.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here