Porque el conflicto venezolano generó simpatía de la oposición mexicana que quiere que el gobierno actúe con mayor determinación

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que no está a favor o en contra del gobierno de Venezuela sino que busca cumplir los principios constitucionales de la diplomacia mexicana: no intervención, autodeterminación de los pueblos, solución pacífica de las controversias y respeto a los derechos humanos.

En conferencia de prensa desde Palacio Nacional, el titular del Ejecutivo se refirió a la crisis política que se vive en Venezuela, país en donde Juan Guaidó Márquez, líder de la Asamblea Nacional, se proclamó presidente «legítimo» y «encargado» de dicho país, desconociendo la figura de Nicolás Maduro.

«En materia de política exterior reitero el apego a los principios constitucionales que por algo están vigentes, que es parte de la historia de la diplomacia mexicana, que siempre ha sido ejemplar y reconocida mundialmente: para no equivocarnos lo mejor es ceñirnos a lo que establece la constitución y poder conjugar en armonía cuatro principios básicos que están en la Constitución sobre esta materia: no intervención, autodeterminación de los pueblos, solución pacífica de las controversias y respeto a los derechos humanos», dijo AMLO.

López Obrador agregó que de la conjunción de estos principios se desprende la actitud del nuevo Gobierno de México en el tema de Venezuela y en otros que tengan que ver con las relaciones exteriores.

«No es que estemos a favor o en contra, estamos por el cumplimiento de los principios constitucionales, respeto absoluto y estricto, a estos principios, puede ser que a grupos, personas o gobiernos no les guste pero eso es lo que establece nuestra Constitución y hemos protestado respetar esos principios constitucionales, entonces por ahí nos vamos a ir y no vamos a entrar en especulación, no queremos confrontación, no queremos pleito, queremos llevar una relación de amistad con todos los pueblos y con todos los gobiernos del mundo», destacó el presidente mexicano.

Por su parte el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrad, informó que México no va a acompañar el desconocimiento del gobierno de Venezuela encabezado por Nicolás Maduro.

«Por cierto lo que pasó ayer es algo que tiene muy pocos precedentes en cuanto a que se desconozca la Presidencia de un país y se reconozca a otra, México fijó una postura de acuerdo con la Constitución, nosotros no vamos a acompañar ninguna postura de desconocer a un presidente, nos preocupa la paz, los derechos humanos y coincidimos con la ONU con respecto a que necesitamos hacer esfuerzos para evitar tensiones y rechazar cualquier intento de violencia política», dijo el canciller mexicano.

Marcelo Ebrard destacó que lo importante es que se evite un enfrentamiento político y social entre venezolanos.

 «Nosotros tenemos relaciones diplomáticas con Venezuela y nosotros no vamos a proceder a romper relaciones en este momento o desconocer relaciones diplomáticas», dijo Ebrard.

El exjefe de Gobierno de la Ciudad de México aseguró que si el gobierno de Venezuela se lo pide, México estaría dispuesto a ser sede de diálogos entre los diferentes grupos políticos del país sudamericano.

«No nos lo han solicitado, reaccionaríamos en cuanto a un planteamiento, México siempre ha sido considerado como un punto en donde se pueden llevar a cabo conversaciones, pero hoy por hoy no existe ese planteamiento», puntualizó el canciller mexicano.

https://www.nacion321.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here