La perrita Yoko que ayudó a capturar secuestradores y en la lucha contra las drogas, murió luego de ser operada.

La Policía de Benito Juárez le dio el último adiós con los honores fúnebres, a la perrita Yoko, de la Unidad Canina, por la lealtad y valor mostrados durante el tiempo que brindó sus servicios en este cuerpo policial.

Yoko era reconocida en el cuerpo policíaco por participar en el aseguramiento de una persona por el delito de secuestro junto con otro oficial canino de nombre “Greco” al perseguir a la persona que se internó en un área verde, localizarlo y controlarlo para que pudiera ser detenido.

Esta semana, luego de ser operada para tratar de extraer un tumor en su estómago no soportó la intervención, principalmente por su avanzada edad de 11 años, y murió días después.

Durante su trayectoria también participó en diferentes operativos en conjunto con corporaciones de los tres órdenes de gobierno; en filtros carreteros como apoyo para brindar seguridad al personal, así como en operativos preventivos.

A su sepelio acudieron sus compañeros policías, así como otros perros de la corporación y autoridades municipales.

www.elfinanciero.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here