Personal del Gobierno de Nicolás Maduro dijeron a 50 empresas de consumo que realicen esta acción, en una medida que busca disminuir los efectos de las sanciones económica de EU.

Los funcionarios del régimen de Nicolás Maduro dijeron a un grupo de ejecutivos que representan a unas 50 empresas de consumo que abran cuentas bancarias en Rusia, Turquía, China e India y que comiencen a establecer relaciones con proveedores de esos países, según dos personas con conocimiento directo de la reunión.

El Ministerio de Finanzas organizará talleres para que los ejecutivos aprendan a abrir cuentas en el extranjero, afirma una de las personas.

También se advirtió a las compañías que los intentos de interrumpir la producción para desestabilizar al Gobierno venezolano podrían provocar represalias.

En la reunión convocada el lunes por el vicepresidente de Economía, Tareck El Aissami, y el ministro de Comercio Interior, William Contreras, en el palacio presidencial de Caracas, se pidió a los ejecutivos no subir los precios, ya que supuestamente la inflación comenzó a desacelerarse, dijeron las dos personas, pidiendo no ser nombradas por tratarse de una reunión privada.

Además, las fuentes señalaron que se está estudiando un modelo de aumento de precios vinculado al tipo de cambio oficial de Venezuela, de acuerdo con la información expuesta por los funcionarios de la administración de ese país.

Los departamentos de prensa de los ministerios no respondieron de inmediato a las solicitudes de comentarios sobre la reunión.

El Gobierno de Maduro se está esforzando por tratar de evitar las sanciones de Estados Unidos y la congelación de activos que están paralizando las finanzas estatales y restringiendo la capacidad de Venezuela de operar en el sistema financiero global.

El acceso restringido a las materias primas, los controles de precios y la falta de dólares para importar productos ya han llevado a compañías multinacionales como Kellogg’s y Kimberly-Clark a abandonar la nación en problemas.

El repentino surgimiento de Juan Guaidó, el jefe de la oposición de la Asamblea Nacional, y el apoyo global que recibió al autoproclamarse como ‘presidente encargado’ de Venezuela, ha dado a los líderes empresariales y a los inversionistas un renovado optimismo de que el fin del régimen socialista de dos décadas podría estar cerca. Aún así, Maduro continúa controlando casi todas las palancas del Estado.

Maduro sigue disfrutando del apoyo internacional de China, Rusia y Turquía, mientras que India se ha convertido en un comprador clave del petróleo que enviaba anteriormente a Estados Unidos.

En octubre, la autoridad monetaria alentó a los bancos privados a abrir cuentas con Evrofinance Mosnarbank, con sede en Moscú, para liquidar transacciones internacionales. El banco es propiedad en parte del estado venezolano y el resto está en manos del grupo ruso VTB y Gazprombank.

Si bien el ritmo de los aumentos de precios en las últimas semanas se ha desacelerado, la tasa de inflación anual ahora es de 359.900 por ciento, según el índice Café Con Leche de Bloomberg.

La recesión de cinco años en Venezuela ha eliminado la demanda de los consumidores y el poder de compra al punto en que un salario mínimo mensual es apenas suficiente para comprar una comida de McDonald’s o tres litros de Pepsi.

www.elfinanciero.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here