El extitular de la PGR sostuvo que la designación de Yasmín Esquivel como ministra fue discutida ya en el Senado de la República, donde se descartó cualquier conflicto de interés.

Raúl Cervantes Andrade, extitular de la Procuraduría General de la República (hoy Fiscalía General de la República), consideró que no existe ningún conflicto de interés en la designación de Yasmín Esquivel Mossa como ministra de la Suprema Corte.

Tras asistir a la ceremonia solemne de bienvenida de Esquivel Mossa, Cervantes Andrade señaló que ya hubo una discusión en el Senado de la República sobre el tema y se descartó cualquier conflicto de interés.

“Gran discurso, con conceptos convencionales y constitucionales de primera, el mandato constitucional y los principios, es el nuevo constitucionalismo”, dijo en entrevista en la sede del Tribunal Constitucional con relación al primer discurso de Esquivel Mossa como ministra.

Cuestionado sobre el conflicto de interés que alegaron académicos, miembros de organizaciones no gubernamentales y periodistas, Cervantes aseguró que “no hay ningún conflicto de interés en su designación, el Senado de la República ya se pronunció ante la Corte y la bienvenida que le dio el ministro Franco y la descripción de su enorme carrera, yo no le veo ningún conflicto”.

Cervantes fue aspirante a la Suprema Corte en 2015 cuando se abrieron las vacantes que dejaron los ministros Olga Sánchez Cordero y Juan Silva Meza.

Sin embargo, Cervantes Andrade tuvo que renunciar a su aspiración por los señalamientos de un supuesto conflicto de interés por su cercanía con el entonces presidente de la República, Enrique Peña Nieto.

Cuestionado al respecto, el exfuncionario aseguró que esas aspiraciones y episodios son cosas del pasado.

www.elfinanciero.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here