Durante la presentación de la plataforma de transparencia del programa, Luisa María Alcalde, secretaria del Trabajo, dijo que el alto porcentaje de universitarios inscritos responde al ‘drama nacional’ que egresados viven en el país al buscar empleo.

Aunque el programa Jóvenes Construyendo el Futuro fue pensado para quienes no estudian, no trabajan y no tienen un historial académico, el 34 por ciento de los inscritos que buscan una beca son universitarios con estudios de licenciatura e, incluso, algunos tienen posgrado.

La beca, que consta de 3 mil 600 pesos mensuales, está destinada a jóvenes de entre 18 y 29 años para que puedan capacitarse durante un año en algún puesto de trabajo.

La Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) presentó este martes la Plataforma de Transparencia del programa, la cual permite conocer «en tiempo real» el número de jóvenes vinculados y sus perfiles, los jóvenes que están por vincularse, el número de tutores, y ofrece una panorámica del programa por estados y municipios.

El primer balance integral que hace la STPS arroja que desde el 10 de enero de 2019 (cuando inició de manera oficial el programa) a la fecha, se han vinculado 198 mil 172 becarios, de los cuales, 29.5 por ciento cuentan con licenciatura y 4.4 por ciento con un posgrado.

Es decir, en total 34 por ciento de los becarios son universitarios en búsqueda de una vacante que sea afín a lo que estudiaron en la carrera.

En tanto, 45 por ciento de los jóvenes vinculados cuenta con preparatoria o bachillerato terminado, mientras que el 15 por ciento tiene un nivel de escolaridad de secundaria; el resto no tiene estudios.

Luisa María Alcalde, titular de la STPS, dijo durante el evento que el hecho de que un alto porcentaje de jóvenes becarios sean universitarios responde al «drama nacional de jóvenes que estudiaron la licenciatura y que incluso la concluyeron y ya son licenciados, pero cuando van a tocar puertas a los centros de trabajo les piden experiencia».

Dijo que muchos jóvenes universitarios no tienen experiencia porque no han tenido la oportunidad de trabajar, lo que es parte de la realidad laboral del país y se presenta en los diversos niveles de escolaridad.

Alcalde Luján señaló que la problemática de empleo de los jóvenes universitarios también se atribuye «al poco, muy poco crecimiento que hemos tenido. Entonces, responde a una realidad nacional, pero en esa realidad nacional una de las verdades es que son los jóvenes universitarios los que encuentran en el programa una posibilidad para tener una experiencia laboral».

Dayra Vergara, coordinadora de Jóvenes Construyendo el Futuro, indicó que una vez detectado el interés de universitarios en el programa, se trabaja en buscar vacantes más específicas y con mayor nivel para los jóvenes con licenciatura o un grado mayor de escolaridad, a fin de poder cubrir la expectativa de capacitación de esos becarios.

«Estamos trabajando duro para lograr también diferentes vacantes para diferentes niveles educativos. Aquí mencionamos que si uno entra a cada estado puede identificar cuántas vacantes hay y cuál es el nivel educativo que están solicitando», mencionó.

No obstante, la titular de la STPS admitió que «no son las más, no son la mayoría, no están en el mismo porcentaje, pero estamos trabajando».

Hasta el momento hay 243 mil 934 vacantes disponibles para que los jóvenes sean vinculados y 40 mil 957 centros de trabajo inscritos en ocho sectores: artes y deportes, administrativo, ventas, servicios, agropecuarios, oficios, industrial y electricidad.

Los primeros datos arrojan que Chiapas, Veracruz y el Estado de México son las entidades que lideran en número de jóvenes vinculados.

En Chiapas hay 29 mil jóvenes vinculados, de los cuales 45.3 por ciento son becarios en el sector privado; le siguen Veracruz con alrededor de 25 mil y Estado de México con más de 23 mil jóvenes aprendices.

www.elfinanciero.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here