El cohete transportó un satélite de comunicaciones para la firma Arabsat, que ofrecerá servicios de internet y televisión a través de África, Europa y Oriente Medio.

El cohete operacional más poderoso del mundo, el Falcon Heavy de SpaceX, tuvo este jueves su primera misión comercial desde Florida, en una demostración clave para la empresa del multimillonario Elon Musk en la carrera por captar lucrativos contratos militares.

Heavy, de 23 pisos de altura y que lanzó un Tesla rojo al espacio en su primer vuelo de prueba en 2018, despegó desde el Centro Espacial Kennedy de Florida con su primera carga para un cliente.

Después de llevar la carga útil al espacio, el cohete central regresó para un aterrizaje exitoso en la plataforma de SpaceX a 645 kilómetros de la costa de Florida. En la misión de prueba de 2018, el impulsor principal de Heavy no pudo aterrizar en la plataforma y se estrelló en el Océano Atlántico.

La Fuerza Aérea de Estados Unidos seleccionó a SpaceX en 2018 para lanzar un satélite militar de 130 millones de dólares y en febrero agregó tres misiones más en un contrato de 297 millones de dólares.

Falcon Heavy transportó un satélite de comunicaciones para la firma de telecomunicaciones Arabsat, con sede en Arabia Saudita, que ofrecerá servicios de internet y televisión a través de África, Europa y Oriente Medio.

www.elfinanciero.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here