«Frozen 2»

108
Por: Lic.Ernesto Lerma, titular de la columna y sección periodística.
mi 9 de calificación a la taquillera cinta animada «Frozen 2» (Cineastas/Directores: Chris Buck/Jennifer Lee, Género Fílmico: Aventura/Comedia/Drama/Fantasía, Año: 2019, Duración: 104 Minutos, País: Estados Unidos, Idioma: Español, Guionista: Jennifer Lee, Clasificación: A)…Formidable secuela que aunque no supera a los números musicales de la primer cinta tiene más acción y aventura, continua una trama más oscura que ahonda más en la relación entre las simpáticas hermanas.
Después de una larga espera, la compañía Walt Disney Animation Studios por fin lanzaron «Frozen 2», la secuela de su más exitosa película hasta el momento. Ésta nos ofrece un vistazo más completo a lo que podemos esperar de la nueva aventura de Anna y Elsa. En la sinopsis oficial de la trama, en la segunda parte de «Frozen» el reino de hielo, Anna y Elsa vuelven junto a Kristoff y Olaf, el muñeco de nieve, para salvar al reino de Arendelle de una misteriosa amenaza. Siguiendo extrañas voces que le prometen revelar secretos de su pasado, Elsa se adentra en un bosque donde sus poderes podrían no ser suficientes. “¡Papá, eso es épico!” es la primera frase que suena de boca de una Anna aún niña y en pleno subidón de adrenalina tras el prólogo que da inicio a «Frozen 2». Pocos minutos después, la princesa y el muñeco Olaf cantan a dúo un tema sobre cómo madurar te deja hecho un lío. La cinta animada tiene el regreso de los mismos actores para las voces originales en inglés con Kristen Bell vuelve como Anna, Idina Menzel como Elsa, Jonathan Groff como Kristoff y Josh Gad como Olaf. Evan Rachel Wood («Westworld») y Sterling K. Brown («This is Us») debutan en la taquillera saga y franquicia. También veremos de nuevo a Hans, con voz de Santino Fontana. La mayoría de las secuelas de buenos títulos de animación recientes y no hablo sólo de Studios Disney fracasan a la hora de ampliar su imaginario por razones que intuyo tienen que ver con un exceso de cálculo frente a la libertad de sus filmes originales. Pero con «Frozen 2», continuación del reciente clásico que triunfó a la hora de aunar la modernidad, el humor y la tradición de los clásicos filmes animados en las décadas de los años 30, 40, 50 y 60 de Disney con un empaque similar al de la juguetona cinta de «Enredados», no es una excepción.

Muy oportuno todo, porque esta secuela no solo se enfrenta a la sombra de su antecesora con un filme del que casi nadie esperaba mucho y que acabó arrastrando masas, sino también a la evolución de aquellos espectadores que salieron del cine cantando «Let It Go» cuando eran niños y ahora están en plena adolescencia. Y, para superar esos dos escollos, transforma un cuento sobre el amor fraternal en un relato fantástico de amplias miras y cargado de simbolismo. Visualmente, «Frozen 2» apabulla. Si uno comulga con sus postulados, la odisea chamánica de Elsa le dejará en el recuerdo escenas como ese teatro helado de recuerdos o una carrera en el mar a través que la reina se toma, diríase, como una prueba de acceso en los Vengadores. En cuanto a los números musicales, cumplen en su mayoría, aunque entre ellos no se halle ningún himno capaz de abrir armarios a pares para compensar, hay una parodia de power ballad noventera. «Frozen 2» nos muestra un poco de los peligros que Elsa enfrentará en territorios extraños, poniendo a prueba sus poderes mágicos. Por último,  la historia revela el esfuerzo de la directora y guionista Jennifer Lee por no repetirse ya que a veces proporciona imágenes e ideas que estimularán muchas imaginaciones juveniles, pero otras desaprovecha tanto el potencial de sus personajes como el de su cosmología. Igual que un álbum que ofreciese en una cara erupciones de música folk psicodélico, pero en cuyo lado opuesto solo encontráramos new age blanda. Runas y chamanismo en la digna secuela de un clásico contemporáneo. Esta es una cinta de animación recomendable para los amantes de las fairy tales que pasen el filtro de los ofendidos, con lo mejor que fue ver su apabullante acabado formal y lo peor que esta vez el entusiasmo mágico no es muy contagioso. Este es un producto fílmico comercial dotado de una majestuosa coraza técnica, diseminado de hallazgos cómicos puntuales con un a la Jerry Lewis Olaf explicando lo sucedido en la primera parte en un tronchante one-snowman-show y de buenas canciones como «Into the Unknown», que es todo un temazo, en sus mejores momentos se encuentra más cerca de una comedia del clásico cineasta George Cukor que del espíritu de los cuentos de hadas de Hans Christian Andersen, lo que tampoco está mal. Pero comete un error que es su talón de Aquiles: está más dirigida a los adultos que a los niños, o basada en una idea de la magia que tiene más que ver con la nostalgia de un treintañero que con la exigente inquietud infantil. A la codirectora y guionista Jennifer Lee no le habría venido mal verse algunos capítulos de la interesante serie televisiva «Desencanto» de Matt Groening para dotar a esta secuela de la ironía y el desparpajo que tan bien le funcionaron en el pasado.

Mi 9 de calificación a esta estupenda película animada en donde veremos por qué nació Elsa con los poderes mágicos que tiene y con la respuesta que le está llamando al amenazar su reino junto con los personajes de Anna, Kristoff, Olaf y Sven donde emprenderá un viaje peligroso e inolvidable. En «Frozen» (2013), Elsa temía que sus poderes fueran demasiado para el mundo y que ahora pueden incluso ser insuficientes para la amenaza a su reino. Esta cinta de brillante animación tanto en forma y fondo es codirigida por Chris Buck y Jennifer Lee, directores de la primera entrega, esta vez con el guión que corre a cargo de Allison Schroeder, nominada al premio Oscar por coescribir «Hidden Figures» nos brinda una emotiva aventura llena de colorido y de lazos familiares. Con la llegada del otoño que nos trae «Frozen 2», la esperada secuela del enorme éxito animado de Disney esta vez, podemos ver un poco más del conflicto que guiará a Anna (Kristen Bell) y Elsa (Idina Menzel) lejos de su reino de Arendelle además de un claro incremento en el nivel de acción respecto a su película predecesora del 2013 y del cortometraje de Olaf en 2017. Llegó a las salas de cine de todo el mundo el 22 de noviembre de 2019, la primera cinta en su momento, superó a «Toy Story 3» (2010) como la película animada más taquillera de todos los tiempos, con 1.276 millones de dólares recaudados a nivel mundial. Mantiene el récord desde entonces, y sólo se le acerca «Incredibles 2» (2018), de Pixar. Aquí veremos porqué nació Elsa con poderes mágicos en la respuesta que la llama, y también amenaza su reino. Junto con Anna, Kristoff, Olaf y Sven, se embarcará en un peligroso pero increíble viaje. En «Frozen», Elsa temía que sus poderes fueran demasiado para el mundo en «Frozen 2», deberá esperar que sean suficientes en esta segunda parte que vale la pena.

Lic.Ernesto Lerma, titular de la sección y columna periodística.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here