«Nueva York Sin Salida»

61
Mi 8.5 de calificación a «Nueva York Sin Salida» (Año: 2019, Nombre/Título Original: «21 Bridges», Cineasta/Director: Brian Kirk, País: Estados Unidos, Guionistas: Adam Mervis/Matthew Michael Carnahan, Idioma: Inglés, Clasificación: B, Actores/Intérpretes: Chadwick Boseman/Sienna Miller/J.K. Simmons/Stephan James/Taylor Kitsch/Keith David/Alexander Siddig/Louis Cancelmi/Victoria Cartagena/Gary Carr, Duración: 100 Minutos, Género Fílmico: Thriller Policíaco)…Un filme policial más que correcto que funciona mucho mejor cuando se concentra en transmitir su mirada desde la forma con la acción y la fisicidad, en vez de recurrir en su fondo a los simbolismos y la palabra. Por: Lic.Ernesto Lerma, titular de la columna y sección periodística.
De vez en cuando, la maquinaria invencible que es el cine de Hollywood procura inventar estrellas a las que les da un respaldo un tanto desmedido ahí tenemos por ejemplo a Jai Courtney, actor que ha tenido protagónicos inmerecidos en filmes como «Terminator Génesis» (2015), «Duro de Matar: Un Buen Día Para Morir» (2013) y que a lo sumo es efectivo en roles de reparto como lo fue en el rol de villano en «Jack Reacher: Bajo La Mira» (2012). Algo parecido se puede decir de Chadwick Boseman, que ha tenido bastante suerte a partir del protagónico de ese inmenso éxito que fue «Pantera Negra» (2018) y que es también una de las películas más sobrevaloradas de la última década ademas de su presencia como el superhéroe africano en «Capitán América: Guerra Civil» (2016), pero que es un intérprete con recursos histrionicos limitados, como ya quedó claro en la cinta «42 – La Historia de Una Leyenda» (2012) o en «Dioses de Egipto» (2016). Pero en este filme de «Nueva York Sin Salida» Boseman encuentra un vehículo que quizás esté a la altura de lo que su presencia puede aportar como una producción fílmica policial limitada, sin muchas ambiciones, pero ciertamente efectiva. En la sinopsis oficial de la trama, Andre Davis (Chadwick Boseman), es un policía de la ciudad de Nueva York, tiene una oportunidad para redimirse cuando se le encarga la investigación del asesinato de un compañero de profesión. Durante su búsqueda se cerrarán por primera vez en la historia de Manhattan todos los puentes que acceden a ella y Andre descubrirá toda una conspiración.

La película del cineasta Brian Kirk quien es un realizador proveniente del mundo de la televisión, que trabajó en series tan disímiles como «Los Tudor», «Luther», «Boardwalk Empire», «Game of Thrones», «Luck» y «Penny Dreadful», es de una premisa sostenida con alambres: dos criminales (Stephan James y Taylor Kitsch) asaltan un negocio y roban un cargamento de cocaína, matando a varios policías en el proceso; y el detective encargado de atraparlos (Boseman) decide cerrar todas las vías de entrada y salida incluyendo puentes, trenes y subterráneos, en una cacería que no solo es contra el tiempo sino también contra diversas agencias que buscan tapar un entramado de corrupción. Si el arranque del filme parece presagiar lo peor, con una discursividad moralista excesiva en pos de justificar el rígido profesionalismo del protagonista, en cuanto queda planteado el conflicto, el relato rápidamente encuentra las tonalidades adecuadas. Durante poco más de una hora, «Nueva York Sin Salida» funciona casi como un reloj, imponiéndose a los cabos sueltos de la historia con una fisicidad que ya queda clara en el guión de Adam Mervis y Matthew Michael Carnahan, pero que Kirk traslada a una puesta en escena que aprovecha muy bien el ecléctico paisaje urbano de la isla de Manhattan. Los dilemas sobre los negocios sucios que se ocultan tras ese robo inicial conviven con las persecuciones, los tiroteos y las peleas, reflejando el profesionalismo desde la pura acción, como si el realizador hubiera aprendido un par de buenas lecciones de cineastas de gran nivel en este subgénero cinematográfico como Michael Mann, Paul Greengrass o Peter Berg. Ahí es donde también se nota en esta cinta el rol que cumplen como productores hollywoodenses Joe y Anthony Russo, que vienen de dirigir las últimas entregas de «Avengers» (2018/2019) y «Capitán América» (2016), que están entre lo más físico que dio el Universo Cinemático de Marvel. Y si con eso no basta, también hacen su aporte los actores Sienna Miller, Keith David y especialmente J.K. Simmons para darle un aura de sequedad y equilibrio a todo lo que se ve. Claro que en los últimos minutos, cuando «Nueva York Sin Salida» tiene que reunir toda la información –que en buena medida se va intuyendo previamente- y resolver las pugnas entre los personajes, vuelve a caer en unos cuantos diálogos demasiado explícitos sobre los distintos niveles éticos del deber policial. Toda esa maraña discursiva ya se intuía en buena medida desde el dinamismo previo, lo cual resta sorpresa e impacto, además de insertar un tono excesivamente sentencioso. Aunque es una película despareja, pero aun así interesante, «Nueva York Sin Salida» se expresa mucho mejor desde los cuerpos, las piñas y las balas antes que desde los simbolismos y las palabras.
Mi 8.5 de calificación a «Nueva York Sin Salida» cuyo título en inglés es «21 Bridges» que indica los 21 puentes que hay en la ciudad de Nueva York, y se trata de un correcto thriller policíaco en el que Boseman encarna a un detective neoyorquino en plena persecución de un asesino de policías a través de las calles de Manhattan. Actuaciones cumplidoras de todo el elenco que junto a Boseman encontramos a estrellas como Sienna Miller, Taylor Kitsch y a J.K. Simmons que por cierto también forma parte del Universo de Marvel, y a la mas que eficaz dirección donde se encuentra Brian Kirk, que ha dirigido varios episodios de las series televisivas «Juego de Tronos» y «Penny Dreadful». El filme, que promete y cumple con creces como todo un espectáculo tan angustioso como adictivo, es toda una referencia a producciones clásicas en el entretenido cine policíaco de Hollywood como «Shaft» (1971), «Harry El Sucio» (1972), «Duro de Matar 3» (1995). Esta es una más que buena pelicula. 
Lic.Ernesto Lerma, titular de la sección y columna periodística.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here