El valor de los envíos mexicanos cayó 34.5% a 6,557 millones de dólares, pero otros grandes exportadores tuvieron caídas más pronunciadas y previo a la pandemia México ya tenía una holgada ventaja sobre otros competidores; desde el 2014 nuestro país permanece como primer exportador de estos vehículos en el mundo desde, al desplazar ese año a Alemania.

México se mantuvo en la primera posición como líder mundial en exportación de tractocamiones en 2020, aunque con todos los principales exportadores de estos vehículos registrando caídas de doble dígito.

Entre otros indicadores, las ventas de tractocamiones reflejan en cierta medida el desempeño de las economías nacionales y del PIB global.

En el 2020, las exportaciones mexicanas de tractocamiones fueron por 6,557 millones de dólares de dólares, una disminución interanual de 34.5%, de acuerdo con datos de la Secretaría de Economía.

El año pasado, se ensamblaron en México 136,422 vehículos pesados y se exportaron 115,747, que equivalen a 32.5% y 31.4% menos, respectivamente, de acuerdo con el registro del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi).

Desde el 2014, México permanece como primer exportador de estos vehículos en el mundo, al desplazar ese año a Alemania.

Con una caída interanual de 24.4%, los Países Bajos se colocaron en la segunda posición en esta clasificación, con ventas foráneas de 4,496 millones de dólares.

Atrás quedaron Alemania (2,858 millones de dólares), Estados Unidos (1,531 millones) y Bélgica (2,025 millones), quienes registraron caídas de 29.9, 48.8 y 15.4%, respectivamente.

La pandemia afectó muy duramente a las economías de los países industrializados. También este fue el caso de Estados Unidos, a donde México dirigió 93.5% de sus ventas externas de tractocamiones en el año pasado.

La economía estadounidense sufrió una fuerte contracción en el primer semestre del 2020, acompañada de un significativo aumento del desempleo.

Gracias a numerosas medidas monetarias y fiscales, así como a las restricciones gubernamentales comparativamente moderadas a pesar de las tasas de infección continuamente altas, la economía de Estados Unidos se recuperó de manera muy dinámica en la segunda mitad del año.

No obstante, la producción económica del país disminuyó 3.5% durante el año en su conjunto, en comparación con el 2019.

Entre tanto, los Países Bajos, Alemania y Bélgica tuvieron, cada uno por separado, a entre sí o a otros países europeos como sus principales destinos de las exportaciones de tractocamiones.

En la primera mitad del año, la pandemia de Covid-19 y las medidas de contención asociadas también provocaron que la eurozona se hundiera en una profunda recesión que afectó por igual a los sectores manufacturero y de servicios.

Sin embargo, de acuerdo con Daimler, esta caída varió mucho entre los diferentes estados miembros y estuvo determinada no solo por la intensidad de la pandemia sino también por cierta dependencia de sectores como el turismo y la hostelería, que se vieron particularmente afectados por la crisis.

Durante el verano, la actividad económica en Europa se recuperó considerablemente en medio de la flexibilización de las restricciones. Pero las renovadas restricciones como resultado de una intensa segunda ola de infecciones que comenzó en el otoño afectó nuevamente a la economía y provocó una disminución de alrededor de 7.0% para el año en su conjunto.

El impacto en el mercado laboral se vio al menos mitigado en cierta medida por el trabajo de jornada reducida y otras medidas de protección del empleo. En este contexto, la economía alemana se contrajo aproximadamente 5 por ciento.

roberto.morales@eleconomista.mx

https://www.eleconomista.com.mx/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here